Lívingston
Experiencias de los viajeros en 7 altares de Izabal

7 altares de Izabal

Cómo llegar
Teléfono
Web
Guardar Añadir tu experiencia
Paulinette

7 Altares es una succesión de siete p...

7 Altares es una succesión de siete pozas de agua dulce, que se echan al mar Caribe cerca de Lívingston. Desde el centro de Lívingston, se puede caminar por la playa a la orilla del mar, y después de 40 minutos se llega a la entrada que vale 10Q.

A partir de la entrada, se camina en la separación entre pozas, los pies en el agua. La temperatura siempre rodea los 30 grados, y el agua está a 20-25.

Caminamos descalzos y con cuidado a no resbalarnos! Al final, más adentro de la selva, está la última poza, más profunda e ideal para unos buenos chapuzones desde las rocas que la rodean.

La familia que está a la garita de entrada ofrece unas bebidas y comida básica garifuna (plátanos fritos, caldo de pescado los mejores días, sino arroz con frijoles), y en las cascadas hay muy poco espacios para sentarse a comer.

A la vuelta los más cansados se verán ofrecer una lancha rápida, para 30Q por persona.

A veces hay menos agua, el momento ideal para ir es después de la temporada de lluvia, pero la caminata está preciosa a cualquier momento del año.
Emilie

paraiso terrenal

Pueden llegar a Siete Altares caminando una horita desde las playas de Livingston, y se lo aconsejo. Usualmente no hay casi nadie en el camino, y el camino linda con el Caribe. Desgraciadamente algunas corrientes traen mucha basura a la orilla (o ¿será que la gente tira mucha basura al océano? ¡ambas cosas son muy probables!).

Lo mágico de las cataratas de Siete Altares, es que según la estación a la que vayan cambian totalmente. En temporada seca (octubre-marzo/abril) verán pozas vacías, entre la primera y la última que sí suelen estar llenas de agua donde pueden bañarse en medio del bosque. En temporada de lluvias (abril-octubre) son verdaderamente siete cascadas cayendo el agua de poza en poza, y la corriente es bastante fuerte - pueden ver la diferencia en las fotos: La 2da es de temporada lluviosa, las demás temporada seca.

Tuve el gusto de ir en cada época, y las dos veces tuve que cuidar mucho mis pasos al subir y bajar, porque las piedras son bien resbaladizas, y la corriente de las cascadas algo fuerte en temporada de lluvias.

¡Pero merece la pena subir hasta el séptimo estanque, verdadero paraíso original!
Javi Soto

Cueando te encuentras con la foto

Hacer un viaje con la réflex colgada del cuello puede ser un incordio, sobretodo en lugares donde el calor y la humedad son la tónica general. Lo bueno de todo ese incordio es que a veces se consiguen las mejores fotos del lugar para el recuerdo.

Tras visitar las cascadas y pozas de los Siete Altares en el caribe guatemalteco, regresé el muelle donde me esperaba la lancha motora. Allí me encontre a dos niños garífunas que jugaban a saltar al agua desde el muelle para embarcaciones.

Conecté mi cámara he hice estas tres instantáneas en las que se puede contemplar los divertimentos que ofrece la naturaleza a los niños de esta zona aislada del planeta, a la que solo se puede llegar en barco, y en la que las videoconsolas, las tablets, y demás juguetes electrónicos, si algún día llegan, dudo superen al placer y la diversión de lanzarse al mar desde un simple muelle.
Comparte tu experiencia Un pequeño texto con tu opinión sobre 7 altares de Izabal ayudará a otros viajeros que basan su decisión en las opiniones y comentarios de otras personas.
4,00 sobre 5 (2 votos)
MUY BUENO