¿A dónde quieres ir?
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

Memoriales en Berlín: 18 rincones para no olvidar el pasado

  • Minube Must-Sees
Memoriales en Berlín: 18 rincones para no olvidar el pasado

La historia alemana de los últimos dos siglos ha estado marcada por guerras y conflictos internacionales. A continuación podrás descubrir algunos de los principales memoriales en Berlín que recuerdan estos terribles hechos y a sus víctimas.

 

Las dos grandes guerras mundiales, la Guerra Fría… algunos de los mayores conflictos de los últimos doscientos años han tenido a Alemania como gran protagonista. Por ello, a lo largo de todo Berlín se pueden encontrar decenas de monumentos como testigos de la convulsa historia de la ciudad y del país. Un buen ejemplo es el Edificio de la Nueva Guardia (Neue Wache), un monumento neoclásico que recuerda a las víctimas de todas las guerras que ha sufrido el país. Allí se encuentra la emblemática estatua conocida como “madre con hijo muerto”. Por otro lado, en el Parque Tiergarten podrás admirar la enorme Columna de la Victoria, que conmemora las victorias militares de Prusia, el Estado que lideró la unificación del país, en varias guerras del siglo XX.

 

Pero si un periodo ha marcado especialmente la historia alemana ha sido el ascenso del nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Por todo Berlín hay rincones levantados en honor a los caídos durante la gran guerra, y especialmente a los millones de judíos que fueron deportados, torturados y asesinados. El Monumento al Holocausto, situado cerca de la Puerta de Brandenburgo, es, sin duda, uno de los más famosos y una visita obligada si visitas Berlín. Sus más de 2.000 bloques de hormigón recuerdan a los millones de judíos asesinados durante el Holocausto. El Antiguo Cementerio Judío, que data de 1672, es otro de los rincones que recuerda a los judíos deportados, con unas sobrecogedoras estatuas en su entrada. Cerca de Tiergarten también podrás visitar el Monumento a los homosexuales perseguidos por el nazismo, ya que este fue uno de los colectivos más perseguidos durante el régimen de terror del gobierno de Hitler.

 

Para profundizar en la historia de este trágico periodo también puedes acercarte hasta la Prisión de las SA en Papestraße, una cárcel en la que la policía nazi encarceló y torturó a opositores políticos y judíos. En las exposiciones que alberga podrás conocer cómo era la vida de los presos, su historia e incluso ver alguno de sus objetos personales. También puedes visitar el Block der Frauen, un monumento que conmemora las protestas de la calle Rosenstraße, llevada en 1943 a cabo por mujeres alemanas que pedía la liberación de sus maridos judíos que habían sido detenidos.

 

La ocupación soviética tras las Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría es el otro gran acontecimiento determinante en la historia alemana del siglo XX. En 1945, las tropas soviéticas liberaron Berlín, pero tras la guerra permanecieron en la ciudad, que quedó dividida en una zona de influencia soviética, al este, y una zona de influencia aliada (Francia, Inglaterra y EE.UU.), al oeste. En 1961 comenzó a levantarse el Muro de Berlín que actuaría como frontera entre las dos partes de la ciudad, y simbolizaba la división del país y del mundo en dos grandes bloques enfrentados. Tras su destrucción en el año 1989 y la disolución del régimen comunista de Alemania del Este, los restos del muro se convirtieron en todo un símbolo y en una de las principales atracciones de la ciudad. La East Side Gallery es el tramo que mejor se ha conservado del muro, más de un kilómetro repleto de grafitis de artistas de todo el mundo, entre los que destaca el famoso grafiti de Erich Honecker y Brezhnev besándose. A lo largo de lo que era el muro también encontrarás el famoso Checkpoint Charlie, uno de los antiguos pasos fronterizos por el que algunos ciudadanos de la parte oeste de la ciudad pasaban a visitar a familiares, y a través del que muchos ciudadanos del este intentaban escapar al otro lado, perdiendo la vida en el intento en muchas ocasiones. Si quieres profundizar en la historia del muro, acércate hasta el Memorial del Muro de Berlín, donde encontrarás una interesante exposición sobre su y aprenderás cómo era la ciudad dividida.

 

Para conocer un poco más de la influencia de la Unión Soviética durante la segunda mitad del siglo XX puedes acercarte hasta el Monumento de Guerra Soviético en Treptower Park, un gran monumento de un soldado junto a una escalinata flanqueada por las reproducciones de dos tanques, bajo el que están enterrados miles de soldados soviéticos que cayeron en la Batalla de Berlín. También puedes descubrir el lado más terrible de la RDA visitando Hohenschoenhausen: una prisión de la Stasi, la policía política de la Alemania comunista, en cuyas celdas tenían lugar detenciones y torturas a cualquier berlinés sospechoso de oponerse al régimen.

...Leer