¿A dónde quieres ir?
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

Qué ver en Freidrichstein: el barrio alternativo de Berlín

  • Minube Must-Sees
Qué ver en Freidrichstein: el barrio alternativo de Berlín

Friedrichshain es como el hermano pequeño de Kreuzberg: menos refinado y exclusivo que su hermano gentrificado, pero con la esencia artística y rebelde que ha hecho de Berlín un ícono de la cultura alternativa. Echa un vistazo a las mejores cosas que hacer en Friedrichshain y descubre el barrio más 'cool' de la capital alemana.

 

El barrio de Friedrichshain, en el este de Berlín, es una de las zonas más divertidas y dinámicas de la ciudad, ya que no solo alberga reliquias de la antigua RDA, sino también una vibrante escena artística alternativa y la mejor vida nocturna de la ciudad. Ya sea de día o de noche, te interese la historia o los planes más hipster, encontrarás muchas cosas interesantes que ver en Friedrichshain.

 

El monumento más popular del barrio es la East Side Gallery, una sección de más de un kilómetro del Muro de Berlín que se ha convertido en una galería al aire libre repleta de murales de artistas de todo el mundo. Algunos de ellos, como el famoso Bruderkuss, de Dmitri Vrúbel, que representan un beso entre los políticos Brezhnev y Honecker, se han llegado a convertir en todo un icono de la ciudad. Cerca de allí, también encontrarás otro de los monumentos más importantes del vecindario: el Puente Oberbaum un puente que fue uno de los principales pasos fronterizos entre el este y el oeste de Berlín, y que hoy en día ofrece unas magníficas vistas sobre el río Spree al atardecer.
 
Las zonas anteriormente industriales de la orilla este del Spree también han proporcionado un terreno fértil para el florecimiento cultural del barrio. Lo más notable es RAW-Gelände, una colmena de galerías, espacios de arte, bares, foodtrucks y grafiti ubicados en los edificios abandonados del antiguo taller ferroviario. Aunque RAW-Gelände alberga desde mercados de pulgas hasta una piscina urbana, una de las partes más interesantes del complejo es Cassiopeia, un híbrido de skatepark y sala de conciertos que aún mantiene la atmósfera punk que convirtió a Berlín en la meca de la cultura alternativa. 

 

Muy cerca encontrarás otra joya artística que ha aparecido entre las ruinas: Urban Spree. Este extenso espacio de arte alberga exposiciones, conciertos, talleres, tiendas de artesanía, un ‘biergarten’ y algunas de las mejores muestras de arte callejero de la ciudad. Sin embargo, quizás el mejor ejemplo de la explosión cultural de Friedrichshain es Berghain, el club nocturno más famoso de Berlín, ubicado en una antigua central eléctrica. Si puedes esquivar a sus estrictos porteros, estarás en uno de los templos del techno alemán donde la fiesta y el baile no paran hasta la tarde del día siguiente.

 

A medida que te adentras en el vecindario, el ambiente se vuelve algo más sofisticado y familiar. La zona alrededor de Boxhagener Platz está llena de terrazas soleadas, restaurantes de brunch y boutiques únicas. Disfruta de una pinta de cerveza casera en la cervecería Hops & Barley o un café en las animadas terrazas de Simon Dach Strasse. El cine Intimes Kino es un lugar ideal para ver una peli, pero si no hablas alemán, puedes conformarte con admirar su fachada, que se ha convertido en uno de los mejores lugares para disfrutar del arte urbano en Berlín. Sin embargo, si hay algo que no puedes perderte los domingos es el mercadillo de Boxhagener Platz, uno de los rincones favoritos de los locales. Este mercado de pulgas es una excelente oportunidad para comprar de todo, desde productos frescos hasta joyas hechas a mano por artesanos locales, y una primera parada ideal antes de visitar los famosos sitios de brunch de la plaza.

 

Friedrichshain es también un área excelente para admirar (más el tamaño que la belleza) la arquitectura que definió la antigua RDA. El mejor lugar para hacerlo es Karl-Mark-Alee, una enorme avenida flanqueada por colosales edificios de estilo realista socialista y coronada por las imponentes torres estalinistas de Frankfuterter Tor. Si quieres ver cómo fue la URSS en su apogeo, un paseo por Karl-Marx-Allee es una buena aproximación. Cerca de allí, encontrarás otra reliquia más oscura de los días soviéticos: el Museo de la Stasi, un museo escalofriante que permite a los visitantes conocer el funcionamiento interno de la policía secreta comunista y los servicios de espionaje. También en la zona encontrarás el curioso Computerspielemuseum, con su impresionante colección de computadoras y sistemas de juegos antiguos, y Rigaerstrasse, la controvertida calle de los okupas.

 

Finalmente, si quieres conocer un lado más bucólico del vecindario, no te pierdas el Volkspark Friedrichshain, un hermoso espacio verde en la frontera con Prenzlauer Berg, que alberga la impresionante fuente Märchenbrunnen.

...Leer