Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Ouagadougou?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Ouagadougou

12 colaboradores

5 lugares turísticos de Ouagadougou

Ciudades en Ouagadougou
Burkina Faso
(1)
Sorprendente, quizás, por ser mi primer viaje a África, pero altamente gratificante. Imágenes imborrables e inolvidables que hacen que sientas su sonrisa, sus colores, su alegría, sus ganas de vivir, sus valores. Es volver a la esencia humana, esa inocencia que viene del corazón y que siempre sonríe. Volveré seguro.
Ciudades en Ouagadougou
Ouagadougou
(6)
5 de agosto de 2008, aterrizamos en Ouagadougou. Es noche cerrada, hemos sobrevolado el Sahara y me siento extraña y expectante. Es la primera vez que visito el Africa subsahariana. El avión comienza a bajar hacia lo que se supone que es la capital de Burkina. No hay prácticamente luces, ni debajo, ni en el horizonte... me viene a la cabeza "el continente oscuro". El trayecto hasta el hotel también me resulta extraño. No hay asfalto en las calles, sólo arena, y las casas son más similares a chabolas y chozas, y que a edificios de ciudad. A la luz del día el panorama no cambia demasiado. Vamos al centro, a la calle donde está la mezquita, para cambiar dinero. Es día festivo, y de todas formas no logro ver un banco por ningún sitio. Vamos a la tienda de un libanés, comerciantes que se asentaron aquí hace ya varias décadas, huyendo de sus guerras, y que manejan todo un emporio, incluyendo la compra-venta de divisas. En la calle, se nos acercan hombres a vendernos todo tipo de artesanías, a entablar un poquito de conversación, a enterarse de quiénes somos y cuándo hemos llegado... Uno de ellos, un hombre mayor, me dice que estuvo en Lanzarote, viajó desde El Aaiún en una barca. Después, me pide que le ayude, quiere volver a emigrar. Su cara es de desesperación, y se me encoge el estómago. Nos vamos. Esta "entrada" en Africa occidental me sorprendió y me inquietó. Realmente estaba alucinada con la precariedad que discurría ante mis ojos... las calles, la gente, los escasos edificios... ¿esto es una ciudad?!!! Visitamos la Catedral de la Inmaculada Concepción, construida entre 1934 y 1936. Un edificio de ladrillo rojo, en un recinto bastante vacío a esa hora, un remanso de paz y tranquilidad... Poco más, empezamos el viaje hacia el Sahel. Nos esperaban más de 20 días de trayectos en 4x4, calor, paisajes y gentes alucinantes, mezquitas maravillosas... y al final, volveríamos a esta "capital". Y cuando volvimos, ay! mi visión era otra completamente distinta!. Reconocimos sitios, calles y plazas en las que habíamos estado el primera día. La precariedad era casi abundancia, al lado de Tombuctú, Gao, Djenné, Mopti, etc. La gente viste más "moderna", hay motos por todas partes, ruido... Sí, es una ciudad, partiendo de parámetros muy distintos a los nuestros, partiendo de sus parámetros. Anduvimos por sus calles con otra actitud, incluso nos encontramos con algún personaje del primer día, y te embarga una sensación de familiaridad y casi "cariño" que no tenía nada que ver con la llegada. Me dio pena no poder quedarme algún día más (en realidad, me quería quedar mucho más :-)). Puede ser un paso obligado en vuestro viaje a Burkina, pero no está mal quedarse varios días, aclimatarse, y comprenderla un poco. Suele pasar con las ciudades supuestamente "anodinas", que también tienen su personalidad y cuando la descubres, gusta. Por cierto, es una de las ciudades más seguras de Africa y su centro se maneja bien andando (aunque el calor pueda hacer algunos paseos más largos).
De interés cultural en Ouagadougou
Sabou y Bazoule, la sabiduría de los cocodrilos
(1)
Sabou y Bazoule - La sabiduría de los cocodrilos A lo largo de toda la meseta Mossi existen lagos con cocodrilos sagrados, normalmente bien escondidos y solo visitados por los ancianos. Sin embargo cerca de Ouagadougou, capital de Burkina podemos visitar dos lagos aptos para “toubabous”: Sabou y Bazoule. Cuenta la leyenda que un cazador se dirigía a Sabou. Casi muerto de hambre y de sed cayó exhausto y un cocodrilo lo salvó ofreciéndole agua con un movimiento de su cola reptiliana y guiándolo hasta el lago de Sabou. El cazador juró no cazar cocodrilos nunca más... La historia de Bazoule es diferente, y gira alrededor del reinado de Naba Kouda (1358-1400). De sus cuatro hijos, le tocó al menor heredar el cargo de su padre. Cuando le preguntaron si se encontraba preparado para la tarea, él respondió “ M´pa zolgo ye” (No soy estúpido, podré hacerlo). Con el paso del tiempo la frase “pa zolgo tenga” (la tierra de los no-estúpidos) derivó en Bazoule. Se cree que los cocodrilos cayeron del cielo durante el reinado de Naba Kouda y ellos mismos excavaron un enorme agujero que se llenó con las lluvias y que hoy es el lago para que no faltara el agua en el pueblo nunca más. Los habitantes de Bazoule, que antes tenían que caminar 15 Km para encontrar agua, quedaron eternamente agradecidos. Se cree que los cocodrilos y los humanos comparten el mismo espíritu. Si un humano mata un cocodrilo, entonces ese hombre también morirá. Y si un cocodrilo muere de forma natural, alguien del pueblo no tardará en seguirle... Durante las fiestas se ofrecen sacrificios a los cocodrilos para pedirles salud, fertilidad, éxito. Fortuna y protección frente a los enemigos. En estos dos lagos los cocodrilos son tranquilos y mansos, muy acostumbrados al trato humano. No os seguirán e incluso los podréis tocar o sentaros sobre su espalda. Pero ¡Ojo! No esperéis esa actitud en ningún otro lago... También podréis ver como engullen un pollo entero y vivo por cierto, que los guías les ofrecen ante nuestras caras atónitas. Junto al lago hay algunos artesanos que venden originales piezas y cuya recaudación sirve para financiar una asociación de ayuda a los discapacitados. Para llegar a Bazoule hay que coger la carretera de Ouaga a Bobo 23 Km, hasta Tanguen-Dassouri y buscar la señal al final del pueblo. Girar a la derecha por el camino de tierra. Podéis alquilar una moto en Ouaga o coger cualquier autobús de los que van a Bobo y que os dejarán en la curva, entonces hay que caminar 20 minutos desde la carretera principal. Sabou está a 82 Km de Ouaga en la misma carretera. Llegando a Sabou desde Ouaga hay una gasolinera y justo después a la derecha veréis una señal, solo hay que caminar 5 minutos hasta el lago. Todos los autobuses que hacen el trayecto Ouaga-Bobo paran allí. Ah, por cierto! Los “toubabous” somos nosotros, los blanquitos, jeje!
De interés cultural en Ouagadougou
(1)
Safari en Ouagadougou
Destinos cercanos más populares