Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Yucatán?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Yucatán

446 colaboradores

194 lugares turísticos de Yucatán

Ruinas en Chichén-Itzá
Chichen Itzá
(129)
Chichén Itzá es un vestigio de la cultura Maya y uno de los principales sitios arqueológicos prehispánicos. Se localiza al oriente del estado de Yucatán, a 120 Km. De la ciudad de Mérida, por la carretera núm. 180 con rumbo a Cancún. Conocer estas ruinas me impresionó mucho, por sus grandes edificios como la pirámide de Kukulcan, es increíble que se hayan podido realizar esas construcciones y trabajar así la piedra teniendo en cuenta que se fundó aprox en el año 525 d.C. Igualmente me la imaginaba mucho más grande, una especie de Machu Picchu. Es pequeña, pero los edificios que hay en ella son de una técnica perfecta que deja perplejo a quienes los observan. Dentro de ella se destacan el observatorio, el templo de las mil columnas, el juego de pelota y la pirámide de Kukulcan , esta última está en este momento siendo objeto de investigación por parte de los arqueólogos, ya que están descubriendo que hay otra gran construcción bajo ella. El valor de la entrada es de 51 pesos méxicanos, 4 dólares, en octubre de 2009.
3 actividades
Monumentos Históricos en Chichén-Itzá
Templo de Kukulkán (El Castillo)
(55)
El Castillo o Pirámide de Kukulkán en Chitchen Itza fue construido aprox hacia el 800 de nuestra era. Y se dice que es un asombroso calendario solar que marca los días del año así como los equinoccios de de otoño y primavera. El Castillo es un templo de forma piramidal de 28 metros de altura con 91 escalones en cada uno de sus cuatro caras. Se dice que los escalones son un registro en piedra del año solar. 91 escalones por 4 lados, más un nivel extra por la plataforma da un total de 365, un peldaño por cada día del año, no se si está confirmado. El 21 de marzo y 21 de septiembre, cuando tienen lugar los equinoccios, las plataformas sobre las cuales está construída la pirámide proyectan sombras triangulares sobre las paredes de las escalinatas. Las escalinatas están adornadas en su base por cabezas de serpiente que simbolizan a Kukulkán (o Quetzalcoatl, la serpiente emplumada), y con los triángulos de luz y sombra provocados por la iluminación del sol equinoccial provocan una fantástica ilusión de una serpiente que está descendiendo a tierra desde la parte alta de la pirámide. Una verdadera maravilla que me hubiera encantado ver, pero lamentablemente fui en octubre. Es importante mencionar que actualmente se están realizando excavaciones que se pueden observar en una de las fotos, ya que se descubrió que hay otra gran construcción bajo la Pirámide de Kukulkán.
5 actividades
Cuevas en Pisté
Cenote Ik-Kil
(11)
Toda la península del Yucatán está formada de piedra caliza, y en su día hace miles de años se encontró sumergida bajo el mar y sumado al agua de la lluvia y gracias a la porosidad de esta piedra se formaron estas auténticas piscinas naturales sin cubierta llamadas cenotes en esta zona (del maya: Tz'onot) . En concreto el cenote Ik-Kil, está próximo a la zona arqueológica de Chichén Itzá y es una preciosidad, el agua fresca se agradecía debido a las altas temperaturas de la zona y no estaba excesivamente saturado aunque dependiendo de la época sí puede estarlo....
1 actividad
Ruinas en Uxmal
Zona arqueológica de Uxmal
(16)
El yacimiento maya tardoclásico de Uxmal " La tres veces construida" es una de las expresiones más complejas y armoniosas de la arquitectura puuc. La historia de la ciudad es incierta, pero casi todos los edificios datan de los siglos VII-X d.c. Se ignora la función de muchas de las estructuras, que conservan caprichosos nombres puestos por los españoles. A diferencia de la mayoría de los yacimientos yucatecos, Uxmal por ejemplo, carece de cenotes y el agua se recogía en cisternas hechaspor la mano del hombre llamadas chultunes. Esta escasez de agua explica la omnipresencia del dios de la lluvia Chac. Entre las estructuras, las que más me atraparon fueron El palomar, llamado así por sus crestas, el Palacio del Gobernador con las inconfundibles narices ganchudas de las máscaras de Chac, el Cuadrángulo de las Monjas con sus 24 pequeñas estancias que asemejan a las celdas de un convento con sus muros adornados por máscaras y serpientes y la Casa de las Tortugas, que debe su nombre a un friso de tortuguitas que lo adornan.
1 actividad
Ruinas en Chichén-Itzá
Campo de juego de pelota mesoamericano
(26)
Más que deporte o entretenimiento, el juego de pelota se practicaba en toda Mesoamérica con un carácter ritual. Dos equipos competían para introducir una gran pelota de hule a través de un anillo de piedra empotrado en la pared, a un lado de la cancha. Se cree que quienes perdían el partido encontraban después la muerte. Aunque probablemente hubo varias versiones del juego, siempre se jugaba en un campo con forma de " I " los campos eran de tamaño variable, pero los más antiguos se alineaban en sentido norte- sur y los posteriores en sentido este-óeste. Los perdedores eran sacrificados después del partido, lo que se consideraba una manera honrosa de morir.
5 actividades
Ruinas en Chichén-Itzá
El Caracol - Observatorio astronómico
(33)
Llamado también El Caracol por sus escaleras en espiral, este edificio fue un observatorio astronómico. Las hendiduras de los muros corresponden a las posiciones de algunos cuerpos celestes en las fechas cruciales del calendario maya. Los mayas poseían conociemientos de astronomía muy avanzados para su época; observaban y predecían las fases de la luna, los equinoccios y solsticios y los eclipses de sol y luna; sabían que el lucero del alba y el de la tarde eran el mismp planeta, Venus, y calcularon su "año" en 548 días. También es casi seguro que calcularon la fecha exacta de la órbita de Marte. Y lo curioso es que realizaron todo esto sin ayuda de lentes para observar objetos lejanos, instrumentos para calcular ángulos, ni relojes para medir los segundos, minutos y horas.
4 actividades
Ruinas en Merida
Dzibichaltún
(22)
Lo mejor de las ruinas de Dzibichaltún, a pesar de todo, es el baño en el cenote Xlacah. Después del largo paseo bajo el abrasador sol tropical, un buen chapuzón en un pozo natural de aguas cristalinas es el mejor antídoto para el calor. Una vez fuera del recinto andamos un kilómetro hasta una pequeña carretera, allí nos tumbamos en el suelo tomando el sol y esperando que pasara algún tipo de transporte público. Durante media hora sólo pasaron pequeñas motos y bicicletas, hasta que por fin nos recogió una pequeña furgoneta que nos llevó hasta la carretera principal donde nos dejó debido a que ellos continuaban hacia el sur, camino de Mérida. Su importancia es astronómica, y no me refiero en cuanto a grandeza sino como dice la palabra, astronómicamente hablando. La posición de las ruinas del llamado templo de las siete muñecas es matemáticamente perfecta. Su orientación permite que atraviesen por sus puertas y ventanas haces de luces en fechas señaladas como equinoccios y solsticios, una verdadera máquina astronómica. Pero lo mejor de las ruinas, a pesar de todo, es el baño en el cenote Xlacah.
Reservas Naturales en Chichén-Itzá
El Cenote Sagrado
(17)
La palabra cenote se deriva del maya dzonot que significa hoyo en el suelo o pozo. Existen varios tipos de cenotes: A cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en gruta. El cenote Sagrado que se encuentra dentro de Chichen Itzá es del tipo a cielo abierto, por lo cual no es tan impactante paisajísticamente como los cenotes de otro tipo, pero vale la pena conocerlo por la importancia de él en la cosmovisión maya. El Cenote Sagrado de Chichen Itzá mide sesenta y cinco metros de diámetro y treinta y cinco de profundidad. Era el corazón de las actividades religiosas de toda la zona maya. Como parte del culto al dios del agua, los mayas arrojaban ofrendas ceremoniales que consistían; principalmente, en objetos preciosos como piezas de oro, jade, cobre, tela, cestería y sacrificios animales y humanos. Para llegar a él hay que caminar solamente 300 m desde la pirámide de Kukulcan por una cómoda calzada, que se encuentra llena de vendedores ambulantes.
1 actividad
Ciudades en Valladolid
Valladolid
(12)
A las 24 horas de llegar a Tulum ya estábamos deseando abandonar la archiconocida Rivera Maya y volver al Yucatán. Por suerte un autobús nos dejó en Valladolid en una hora y media. Valladolid es una pequeña ciudad muy colorida y tranquila. Desde allí alquilamos un taxi un par de horas para ver las ruinas de Ek’Balam. Las ruinas de Ek’Balam han sido descubiertas recientemente y aun las están restaurando, pero valen una visita, puesto que casi nadie lo hace. El trono que está en lo alto de la ruinas. Tras la visita volvimos a la ciudad y subimos a un colectivo que nos dejó en el cenote Dzinup. Los cenotes son cuevas que tienen agua filtrada y en la que uno se puede bañar y refrescarse del sofocante calor mexicano. A mi parecer los cenotes fueron lo mejor del viaje, porque te da la oportunidad de bañarte en un entorno único. Al finalizar el baño volvimos a Valladolid, para acabar pasando la tarde paseando por la ciudad. Diario de a bordo.
De interés cultural en Ekbalán
Ek Balam
(6)
Este es uno de los sitios arqueológicos mayas que más impacta por sus glifos y esculturas en la pirámide principal. Es una ciudad maya que en su esplendor estaba pintada de color rojo y perfumada por copal o incienso. Este sitio es de visita obligada si andas en busca de tesoros mayas y te gusta la historia. Encontrarás a la entrada un arco poco práctico en su ubicación, pero que fue totalmente funcional para cuestiones sagradas. Ek Balam está muy cerca de Temozon, un poblado de Yucatán famoso por sus muebles y por la carne ahumada, que debes probar! Y Valladolid, una de las ciudades principales de Yucatán, es otra ciudad próxima que también vale la pena visitar durante este tour.
1 actividad
Calles en Merida
Paseo de Montejo
(29)
El Paseo de Montejo es la avenida más larga de la ciudad de Mérida, y una de las más emblemáticas. Discurre entre las calles 25 y 49, y constituye la principal vía de entrada/salida de la ciudad desde Puerto Progreso al centro histórico de Mérida. Inspirado en los parisinos Campos Elíseos, fue construido entre 1886 y 1905 por iniciativa popular (aunque terminado por la Municipalidad) y fue ampliado con tres prolongaciones llevadas a cabo en épocas distintas. En total tiene casi 5,5 Km de longitud, interrumpidos por varias glorietas en las que lucen diversas esculturas y monumentos, como la Estatua de Felipe Carrillo, la de Justo Sierra, el Monumento a la Patria (o a la Bandera), o el Monumento a los Montejo. La amplia avenida mide 42 metros de ancho, con una calzada peatonal central y dos laterales para el tráfico de vehículos. Está flanqueada por hileras de árboles (ramones y tamarindos) y a ambos lados del paseo hay hermosos palacetes y mansiones que pertenecieron a acaudalados personajes del Yucatán del siglo XIX, hoy ocupadas por entidades bancarias o museos en su mayor parte. Ejemplos de éstas residencias inspiradas en el renacimiento francés son: las Casas Gemelas, el Palacio Cantón (actual Museo Regional de Antropología e Historia), la Casa Peón del Minarete, la Casa Peón de Regil, la Casa Vales o la Quinta Montes Molina. Este elegante boulevard recibe el nombre de Francisco de Montejo y León, “El Mozo”, fundador de la ciudad y conquistador de Yucatán.
Cuevas en Valladolid
Cenote Dzitnup/Cenote Xkekén
(8)
Las capillas de Sainte Croix (Santa Cruz) están a la orilla de la playa del mismo nombre. Hay dos capillas, una ruina antigua y una capilla más moderna.. Actualmente se han ubicado más de 400 cenotes y se cree que existen más de 4 mil, los hay abiertos y cerrados dentro de cuevas. El único cenote cerrado que vi es Xkekén y me quede con ganas de más. Ya que me cautivo apenas entre, entendiendo porque eran tan sagrados para los Mayas. Para poder acceder hay que bajar unas escalitanas labradas en roca, que desembocan en un gran salón con estalagmitas y raíces que descienden desde la bóveda que está llena de murciélagos, además el agua del cenote es iluminada por un rayo de luz que entra por el techo. Apenas llegamos nos metimos al agua e hicimos snórkel viendo algunos peces negros. No lo pensamos mucho, ya que es un poco peligroso porque se desconoce el fondo de los cenotes, pero vale la pena. Nos cautivó tanto que no nos dimos cuenta que todos los que venían con nosotros en la excursión se habían ido y habíamos quedado solos hasta que el guía bajo a buscarnos diciendo que el resto de los pasajeros ya estaba sentado en el micro. Se llega por la carretera Mérida-Valladolid número 180; tres kilómetros antes de llegar a Valladolid, hay una desviación de lado derecho, ésta conduce al poblado de Dzitnup, de este lugar recorre 2 kilómetros para llegar al cenote.
Templos en Chichén-Itzá
El Templo de los Guerreros
(18)
Sobre una pequeña pirámide, este templo está adornado con esculturas del dios de la lluvia Chac y la serpiente emplumada Kukulkán; custodian la entrada un chacmool y dos columnas esculpidas. Es conocido también como el Templo de las 1000 columnas, aunque en su vestíbulo sólo tiene 100. La estructura, tiene varios muros en talud, tres de los cuales están decorados con guerreros, águilas y jaguares que devoran corazones humanos. El término Chac Mool designa un tipo de escultura que representa a un hombre acostado sosteniendo un plato sobre el vientre. El hombre se apoya sobre sus codos, con las rodillas dobladas y la cabeza girada 90 grados hacia un lado. El simbolismo se basa en que de acuerdo al gnosticismo universal, en el interior del ser humano a la par de los miles de defectos psicológicos que cargamos, también llevamos afortunadamente las distintas partes del Ser que como guerreros nos ayudan a combatir la maldad que llevamos en el interior. No es de extrañar que el complejo constituyera una especie de laberinto gnóstico o de iniciación para los guerreros. De cualquier manera el lugar es de los más mágicos de la zona y no de los más frecuentados, así que debemos aprovechar este hecho para disfrutar de la visita.
5 actividades
Plazas en Valladolid
Plaza Francisco Cantón
(13)
El Parque Francisco Cantón Rosado es el parque más importante de la ciudad de Valladolid en México, la segunda ciudad en importancia histórica detrás de la ciudad de Mérida. Se trata de un parque bastante grande que ocupa la plaza del mismo nombre, es decir la Plaza de Francisco Cantón y justo enfrente la Calle 42 y 41, donde se ubica la Catedral de San Gervasio o Servacio. También rodeando al parque se encuentran dos de los hoteles más importantes de la ciudad y el Palacio municipal o Casa de la Cultura. Algunas de las curiosidades de este parque, son que es conocido comúnmente como el parque de los enamorados, ya que cuenta con unas sillas blancas especialmente para parejas ya que tienen 2 asientos que miran el uno al otro. También son famosos sus bancos pintados en color blanco y con los escudos nobiliarios del municipio. Destaca la fuente que ocupa el centro del parque, y los diferentes puestos de chucherías, souvenirs, etc... Que se pueden encontrar a lo largo y ancho del parque.
Catedrales en Valladolid
Catedral de San Servacio o San Gervasio
(13)
Este año repetí destino y volví por tierras mexicanas, y claro entre algunos de los lugares por los que volví a pasar fue por la ciudad de Valladolid. Su monumento más representativo es la catedral de San Servacio o San Gervasio que realmente es el templo que más llama la atención en la misma plaza y parque de Francisco Cantón, siendo su construcción comenzada en el año 1543. La verdad es que su interior es poco llamativo o atrayente teniendo diferentes estatuas en el templo como un enorme Cristo Crucificado o un pequeño monaguillo con su túnica roja donde echar la limosna o sino un gran angelote que sostiene una concha donde hay agua bendita, entre algunas de sus diferentes atracciones. Debido al enorme calor que hay siempre en tierras mexicanas hasta en la propia iglesia hay diferentes ventiladores para refrescar el amiente.
Bahías en Progreso
Puerto Progreso
(5)
Progreso es un puerto que se ubica muy cerquita de la blanca Mérida, a sólo 36 kilómetros de la capital del estado de Yucatán, en el norte de la península de Yucatán de la República Mexicana. Su nombre completo es “Progreso de Castro” en honor de Juan Miguel Castro, que en 1884 fue el primer promotor de este puerto. En la actualidad Progreso es un punto importante para la industria pesquera y se ha posicionado también como un punto estratégico para la importación y exportación de mercancías, ya que tiene un “puerto de altura”, es decir, una plataforma construida que se adentra unos 6,5 kilómetros hacia dentro del mar, lo cual facilita que puedan atracar barcos grandes. Esto también lo ha aprovechado la industria turística, ya que ahora Progreso es una parada obligado de varios grandes cruceros, donde bajan a su pasaje para que puedan conocer ya sea Mérida, Chichén Itzá o simplemente gozar de un día de playa en el mismo Progreso, que es una playa preciosa con todos los servicios para atender al turista con esa amplia sonrisa característica de los yucatecos. Sus playas se llenan sobre todo en los meses de julio y agosto con turismo local, en los que las familias yucatecas van a pasar sus vacaciones o simplemente el día si viven cerca por ejemplo en Mérida.
Ruinas en Uxmal
Ruinas de Kabah
(5)
Otras ruinas de la ruta Puuc. Kabah s está a pie de carretera y te muestran toda su majestuosidad nada más cruzar la entrada que accede al recinto puesto que alcanzas a verlo casi todo en una perspectiva general. En fin, otro lugar para subir y bajar escaleras, entrar en cuartos oscuros y húmedos, y morirse de calor sin parar de hacer fotos y bebiendo agua continuamente. Pese a todo se disfruta, pues como todas estas de la ruta puuc, las vimos completamente solos como podeis ver en las fotos..
Monumentos Históricos en Uxmal
Pirámide del adivino Uxmal
(13)
Nada más entrar a las ruinas de Uxmal se aparece majestuosamente la pirámide del adivino, igual de magnífica que el castillo de Chichén, no obstante esta es más densa y abombada, no es escalonada y recuerda a una antigua pirámide egipcia. Los escalones son mucho más estrechos y la subida más empinada, aquí da verdadera sensación de que si no pones bien los pies te vas abajo, por tanto la escalada es lenta y con la atención bien puesta en el ascenso. No apto para los que padecen vértigo. Ah¡ pero la vista es como siempre sensacional, todas las ruinas envueltas por la densa selva que se hunde en el horizonte. Un buen cigarrillo acompaña estos grandes momentos. Paseamos por todas las ruinas hasta la hora de cerrar, pero antes de marchar tenía que subir de nuevo a la pirámide del adivino a contemplar “supongo” que por última vez su magnífica vista. Marta se quedó abajo porque no estaba para trotar mucho, y menos si ya lo había visto. Además esta pirámide, como he dicho, tiene unos escalones ínfimos y realmente acojona. Ah! Pero que genial panorama, lo compartí durante cinco minutos con una vieja señora colombiana residente en los estados unidos con la que conversé un rato. Charlamos entre otras cosas del tiempo, parecía haber cambiado rápidamente, se estaba poniendo muy negro y cargado de nubes. Le dije que mejor sería bajar antes que descargara pero no hubo tiempo, mientras le decía esto comenzaron a caer gotas, enseguida gotazas en numero mayor y de repente como si cientos de hidroaviones pasaran sobre nuestras cabezas comenzó a diluviar. La dificultad de bajar todos aquellos escalones se le sumó la lluvia y las cosas que me ofrecí a bajarle a la señora colombiana. Bajamos lentamente, la cosa es de risa pero si uno se resbala a esas alturas habría un desenlace fatal. Cuando por fin llegamos al suelo suspiré con alegría, habíamos llegado. Además recibimos un caluroso aplauso de todos los turistas que estaban refugiados en la caseta del vigilante y marta me ofreció una toalla para secarme. Esperamos un rato a que pasara la lluvia, unos cinco minutos y el cielo quedó límpido de nubes aunque ya sin sol, era casi de noche.
1 actividad

Que visitar en Yucatán

Hay muchas cosas que ver en Yucatán, tanto arqueológicas como naturales. Es una zona donde se conservan grandes construcciones y monumentos de la época colonial, lugares como Mérida, Tizimín o Valladolid, no dejan a nadie indiferente. Además del patrimonio arquitectónico cuenta con unas playas de gran belleza como las de Celestún, Telchac y Progreso, donde podrás bañarte en sus claras aguas y pasear por su fina arena. Si el turismo de playa es lo que buscas, éste es sin duda uno de los mejores lugares a los que puedes acudir.

Pero es indiscutible que el turismo se ve atraído por los sitios que ver en Yucatán tan famosos como Chichén Itzá, Uxmal o Mayapán. Una de las zonas arqueológicas que hay en Yucatán más visitadas en el mundo entero es Chichén Itzá, un sitio majestuoso, legado de la antigua civilización Maya. Templos como el de las Mil Columnas, el Observatorio y la Pirámide de Kukulcán, una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, son construcciones imprescindibles por su gran valor.

Otro de los lugares que ver en Yucatán es Uxmal, situado a 62 kilómetros al sur de Mérida, un sitio arqueológico en muy buen estado debido a la buena calidad de sus construcciones.

También hay otras construcciones que visitar en Yucatán como Ek' Balam, Dzibilchaltun o Mayapán que son de gran interés para los turistas. Tampoco te puedes perder los famosos cenotes, unos impresionantes depósitos de agua creados por la filtración a través de las paredes del subsuelo y los derrumbes originados por el debilitamiento de la estructura de roca. Hay cenotes al aire libre y dentro de cavernas y en sus cristalinas y frías aguas se puede nadar, practicar esnórquel o buceo.

La cantidad de alternativas es sorprendente, planifica bien tu viaje y descubre todo lo que Yucatán esconde en su interior.