Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Diourbel?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿A dónde quieres ir?

Qué hacer en Diourbel

7 colaboradores
Los destinos más populares

3 lugares turísticos de Diourbel

Reservas Naturales en Mbacké
Sabana senegalesa
Senegal no cuenta con una excesiva zona de sabana, aunque si que forma parte de un territorio denominado Sahel que cruza África de este a oeste a lo largo de varios países. Con un 4x4 -suele haber tours organizados- tendremos la oportunidad de adentrarnos en el Senagal más profundo. No os esperéis selvas ni bosques como en los safaris de la televisión. Aquí todo es mucho más árido, con abundancia de acacias y animales de ganadería pastando por todos lados. La zona es muy curiosa, ya que uno, de repente, se mete en medio de la nada, sin casas edificios, carreteras... no hay nada. Pero de vez en cuando van surgiendo pequeños poblados con casas hechas de ramas, cabañas en medio de la nada con la única sombra de un baobab y cosas similares. Y esta es otra forma de vida. Muchos son nómadas, siguen yendo y viniendo de un lugar a otro con sus ganados para asentarse en otro sitio mejor. No es extraño encontrarse poblados con un jefe junto a sus siete mujeres y diez o doce niños correteando alrededor como los más felices del mundo, sin ni siquiera saber que hay más fuera de allí, pues no tienen nada para conocerlo. Desde muy niños se dedican a las tareas del campo, a llevar el rebaño a pastar y a cuidar el poblado. No conocen otra cosa y es bastante curioso verlo. En cuanto un extranjero, blanco sobre todo, aparece, se abalanzan sobre él y no hacen más que perdirle regalos o que juegue con él al fútbol con una pelota hecha de hojas de árboles y resina. Es otro mundo, un lugar que muchos creen no existen o no quieren creerlo. Si bien es cierto, muchos de los tours que se organizan son tan cutres como que pagan a unos tipos para que monten el circo en medio de la sabana, pero se distingue cuál es auténtico. No os apuntéis al primero que veáis, mirad bien y decidles claramente que no queréis un poblado “comprado”, que queréis ver la realidad, que para ir al teatro ya lo hacéis en otro lado. En cuanto a la fauna y flora, lo abundante son acacias, arbustos y baobas, mientras que también hay vacas, lemures y otros mamíferos que cuidan para alimentarse. Son auténticos supervivientes de la vida y el lugar merece la pena, aunque sólo sea por conocer una forma de vida no distinta, totalmente distinta.
Mezquitas en Touba
Mezquita de Touba
(2)
Ciudad Santa fundada en 1.887 por " Cheick Ahmadou Bamba Mbacke " , nacido en tierras senegalesas . Un centro neuralgico de la orden sufí ¡¡ con una de las sectas musulmanas mas importantes de senegal y de Gambia . Un pulmón de espiritualidad Senegales , una mezquita del Africa negra , donde esta enterrado su fundador , arriba mencionado ! ya en el distrito de Ndame ; a unos 165 Km de Dakar . Su principal atraccion es la Mezquita de mármol con cuatro minaretes , de 80m de altura , que ya de lejos se divisan ,su construcción se inicio en 1.936 , bajo las ordenes del hijo de Bamba que se convirtió en líder a la muerte de su padre . Un mausoleo que es cenrtro de peregrinaje , una interesante biblioteca coranica .Toda la ciudad parte de alguna manera de la propia mezquita con grandes avenidas , con un buen nivel económico sufí !! Una zona productora del cacahuete y de su industria . Un mercado donde se encuentra de todo bastante denso , muy limpio y un aviso ¡ ¡¡ Antes de entrar en Touba , te indican que en toda la ciudad !! esta prohibido beber y fumar ¡¡
De interés turístico en Mbacké
Alrededores de Touba
(1)
Visitamos esta comunidad que aparenta ser una fortaleza de paredes de cáñamo y fibras vegetales. Tiene varias casas dentro; incluso hay callecitas por las que deambular. Una señora me vuelve ha sorprender con ese tocado en la cabeza que tan atractivo veo, claro, para allí. Con una personalidad y carisma que enmarca unos rasgos bellos, de una madurez elegante, pues se nota que tiene sus añitos. Visitamos las cocinas que sí son comunales y la zona de fregar los utensilios, tiene bonitas paredes en una gama de tonos alberos, naturales. Nos recibió el Marabu de dicha fortaleza y su esposa; ante nosotros hizo un ritual de buena suerte en nuestro viaje por el país y de regreso al nuestro. Tienen su zona de aparcamiento para los coches a un lateral. ¡La verdad que llamó mi atención todo el conjunto!