Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Cantabria?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Cantabria

1.581 colaboradores

719 lugares donde comer en Cantabria

Restaurantes en Santander
Restaurante Cañadio
(30)
Situado en la mítica Plaza de Cañadio de Santander. Este bar es uno de los referentes en cuanto a gastronomía de calidad en la capital de Cantabria. También, hay que reconocer que no es el restaurante más económico de Santader, pero si tiene una excelentísima calidad-precio. Nosotros hemos ido a comer en varias ocasiones y siempre tanto el trato, como la comida ha sido exquisita. También, nosotros vamos mucho a tomar unas cañas en la barra y tomar algún pincho rápido. De todos los bares de Santander es uno de los que más nos gusta por su variedad y su calidad. Si quieres sentarte a cenar en el comedor para algo más formal te recomendamos que reserves con antelación porque se llena con facilidad, sobre todo los fines de semana. Durante la semana también cuenta con una especie de menú diario de un solo plato, en invierno por ejemplo el menú está compuesto por potajes diferentes cada día. El precio de estos potajes es de 9 euros. Desde hace unos años este restaurante se ha convertido en un referente en Santander, y ya va camino a convertirse en un clásico de la alta gastronomía cántabra
Restaurantes en Laredo
Restaurante La Casona
(10)
Hemos estado de vacaciones en Laredo la semana pasada y un sitio que me gustó y mucho para comer fue la casona, esta al lado del paseo la segunda calle antes de llegar al puerto y a 2 minutos del casco histórico. En la semana que estuvimos en Laredo fuimos bastantes días, tienen una gran variedad de pinchos y raciones con lo cual para ir de picoteo esta genial y los domingos ponen gambas a 1 euros y rejos (que son como patitas de calamar fritas muy ricas). Es un restaurante baratito la vez que fuimos de raciones nos salio a 15 euros entre los dos y nos pusimos hasta las cartolas, pedimos una sartenada (huevos fritos, patatas a tutiplen y morcilla y chorizo a reventar y costaba solo 7 euros creo), luego también pedimos unas croquetas de cabrales riquísimas creo que unos 2 euros y unos mejillones con tomate casero me parece que eran 4 euros o así... Cambien hemos estado otra vez a comer el menú del día y la verdad que relación calidad precio esta muy bien, este costaba 15 euros y tenían un montón de primeros y segundos elegir, yo pedí pimientos rellenos de queso y atún (nunca los había probado y me sorprendieron muy muy ricos), y mi pareja se pidió chuleton muy bueno también y como no la paella que la hacen con muchos tropezones como a mi me gusta jiji. Los postres también son caseros en especial probad la tarta de orujo de café, es muy suave y entra sola jiji eso si os queda sitio después de comer porque ponen unas raciones muy grandes.
Restaurantes en Santander
Casa Lita
(22)
En Casa Lita puedes encontrar buenísimos pinchos de esos que se te hace la boca agua según los ves, y que te acaba dando pena comértelos. Sin lugar a dudas, para mí es mi bar preferido para ir de pinchos. Tienes gran variedad de pinchos, la mayoría muy elaborados. El local es bastante amplio, y está ubicado al final del Paseo Pereda, en pleno centro de Santander. Cuenta también con una terraza en el Paseo Pereda, la zona más "chic" de Santander en cuanto a terrazas se refiere. El precio de dos cañas y dos pinchos ronda los 7,50 euros. Pagas calidad y, sobre todo, variedad. Mis preferidos siempre son las hamburguesas, y también suelen tener uno al curry que está muy bueno. Por otro lado, suelen tener algún pincho destacado o pincho del mes que por lo general siempre me suele gustar bastante. Sin lugar a dudas, si buscar lugares para ir de pinchos. Empieza la noche santanderina en el Casa Lita. ¡Seguro que te encanta!
Restaurantes en Santander
Casa Ajero
(11)
Siguiendo las recomendaciones de minube nos topamos con este lugar de tapeo. La comida riquísima, el trato muy bueno, previo normal. El lugar no puede ser mas céntrico. Altamente recomendable. No me importaría repetir aquí si vuelvo a Santander.
Restaurantes en Suances
Restaurante La Dársena del Pescador
(10)
Uno de los restaurantes más típicos de Suances es el restaurante la Dársena. Buscando por internet recomendaciones para comer por Suances y nos encontramos que éste tenía muy buenas opiniones , por lo que decidimos ir allí, y la verdad es que nos encantó. De hecho, hemos repetido en numerosas ocasiones y siempre perfecto. Se encuentra situado en pleno centro de Suances, justo al lado de la playa. De toda la carta (que por cierto es muy curiosa, en vez de carta es un periódico) destaca, sobre todo, la gran variedad de pescados frescos que tiene como el rodaballo, la lubina, el machote... También tienen gran variedad de marisco. Nosotros, siempre repetimos con las zamburiñas, somos muy fans de como las hacen aquí ¡están buenísimas! De las mejores que he comido en mi vida. Se nota que el pescado y el marisco son de calidad. Obviamente la calidad se paga, pero para lo bueno que estaba todo no me pareció nada caro. Si visitas esta villa cántabra no te lo pierdas. Recomendable reservar. En verano también se puede comer en la terraza.
Restaurantes en Camaleño
Hotel Restaurante Del Oso
(17)
Si venís a comer a este lugar, teneis que prepararos u organizaros porque las raciones son abundantísimas, y los platos espectaculares. El cocido Liebanés, especialidad de la casa y de la zona, es un plato contundente para el frío o tras una caminata por las montañas, el plato de quesos de la zona, las rabas con su rebozado crujiente, las croquetas caseras, el entrecot con salsa de queso de Tresviso, un gazpacho sabrosísimo y con toda su guarnición..., en resumen, platos poco elaborados con una materia prima excelente y un no menos excelente servicio en un entorno de montañas inigualable. Es recomendable llamar antes de ir.
Restaurantes en Santander
Los Peñucas
(13)
Los Peñucas es una de las marisquerías más conocidas del barrio de los pescadores de Santander, a parte de por su excelente calidad, por ser de la familia del jugador de fútbol Iván de la Peña. Aquí podemos disfrutar sobre todo de productos del cantábrico, como mariscos y pescados, preparados de muchas maneras diferentes. Recomiendo sobre todo probar productos de temporada, que ya nos dirá el camarero cuales son, ya que estos son los que estarán más sabrosos. La calidad de los productos es muy buena, y los precios bastante ajustados, habiendo menú de la casa con paella de marisco a partir de 15€. El local es típicamente marinero, sencillo y con las paredes cubiertas de fotos de Iván y de recortes de periódico.
Restaurantes en Santander
La Casa del Indiano
(11)
Como todos los lunes nos dedicamos a visitar sitios y comer donde vamos siempre pero con nuestros perros, y decidimos ir a Santander, pero ¿donde comeríamos?? Miramos en mi nube y nos salió la casa del indiano, los comentarios eran buenos, pero nos encantó uno que decía que les dejaban comer con su perrita, y allá que fuimos. Llegamos preguntamos y sin problema nos quedamos con nuestros perros en una mesa, eso si fuera, ya que tienen terraza y a nosotros nos gusta más. La camarera majísima, y atenta con nosotros y los perros, y la comida según lo que pedimos estaba muy buena, media ración de rabas, buena cantidad, los mejillones en salsa exquisitos, y la mini sartenada de gulas y gambas muy buena. En definitiva, le recomiendo a cualquiera con o sin mascota pasar por allí, un sitio curioso por su decoración.
Restaurantes en Santander
El Machi
(9)
Un sitio muy agradable, su Adecoración y atención es perfecta. Todo respira a mar, así que te recomiendo que pidas algún pescado del día (aunque he visto una paella en la mesa de al lado que casi me la como con la vista). En la planta de arriba tienes un comedor para comer más tranquilo y en la parte de abajo hay un poco jaleo, pero también con muy buena pinta para picar algo en barra. Os lo recomiendo, un sitio muy peculiar.
Restaurantes en Ruente
Restaurante Casa Nacho González
(10)
Comer bien es una de mis debilidades, y como supongo que a vosotros también os gusta salir satisfecho, os traigo un lugar donde comer comida cántabra de verdad, sencilla y hecha con productos de la tierra. A Casa Nacho nos llevaron invitados por la consejería de Turismo de Cantabria en un blogtrip y el acierto fue total. A pie de carretera, es un restaurante recomendado por la guís Michelín y Campsa, con lo que te ofrece cierta tranquilidad de que vas a comer bien. El lugar está ubicado en una casona típica y la decoración de la zona se mezcla con detalles andaluces por todo el restaurante. Cuenta con zona de tapeo de aire andaluz, terraza y salón principal de estilo rústico. No pudimos pedir platos ya que era un menú preestablecido así que os cuento las delicias que degustamos: Para empezar un excelente jamón ibérico recién cortado por el propio dueño, unas torreznos de jabugo muy sabrosos y unas setas perrochico con huevo que estaban superiores. Continuamos con un clásico, el cocido montañés, un plato calorífico que se agradece los días de frio. Por supuesto con su acompañamiento de costilla, morcilla y carne. Y después un excelente solomillo de ternera Tudanca que se deshacía en la boca, acompañado de patatas y pimiento rojo. De postre unas torrijas con chocolate que hicieron las delicias de los más dulceros. El servicio es muy amable, servicial y muy profesional por lo que la experiencia en general se puede considerar como muy positiva. No os puedo decir el precio medio pero rondará los 30-40 euros por persona. Sin duda Casa Nacho es un gran lugar para comer bien, de platos sencillos de la tierra pero de una excelente calidad.
Restaurantes en Santander
Mesón Rampalay
(10)
LLegamos por recomendación de una señora de la zona. El local estaba bien situado, cerca de todo y llamaba la atención la limpieza. Nos atendieron rápido, practicamente nada más entrar. La barra me gusto mucho, de madera y acogedora. Había pinchos por todos sitios y cada uno más llamativo que el de al lado. Probamos varios: bacalao con cebolla pochada, solomillo al vino, manzana con cangrejo y salmón, hamburguesita y uno de ventresca de bonito con cebolla caramelizada. También pedimos un par de raciones: ensaladilla ( se notaba que era casera ) y huevos con jamón ( muy abundante ). Todo muy bien, hasta la caña me pareció que estaba especialmente rica o quizá es que tenía mucha sed. En general un buen sitio para tomar algo o comer ( el camarero me dijo que también tienen menú del día ) y muy céntrico para no desviarse mucho de la zona antigua.
Restaurantes en Caviedes
Restaurante Casa Cofiño
(8)
Sin duda, este afamado restaurante rompe la tranquilidad del pequeño Caviedes, atrayendo a múltiples visitantes a degustar sus manjares caseros. Dado que las oficinas de turismo de la zona están particularmente cerradas los fines de semana, preguntamos a unas personas en Cabezón de la Sal dónde podíamos comer, y nos recomendaron este restaurante, situado en la pequeña localidad de Caviedes. El establecimiento se halla en una típica casona rural, fácilmente reconocible por la gran cantidad de coches aparcados en la puerta, cosa que llama la atención dado el pequeño tamaño de este pueblo. El patio de la casa, situado a la entrada, se ha aprovechado como terraza donde hay mesas para comer. De él se accede (a mano izquierda) al bar, que es también una pequeña tienda de alimentación y ultramarinos, y de frente al salón comedor (tiene dos, comunicados). Toda la decoración es rústica, combinándose la madera con las gruesas paredes de piedra del caserío. Era domingo, estaba a rebosar de gente y había una lista de espera de cerca de dos horas para poder comer. Tuvimos suerte y no sé cómo, nos acomodaron a los 10 minutos en una mesa en la terraza. Es un restaurante tradicional regentado por la familia Cofiño, que lleva abierto más de 40 años. La carta está basada en la cocina típica y casera de la zona, siendo sus platos "estrella" el cocido montañés, los platos de cuchara, las carnes rojas a la brasa, las sartenadas de huevos con patatas fritas y diversos ingredientes, el cabrito, los callos, el picadillo de chorizo, la morcilla, las rabas... Otra de las cosas que sorprenden es la amplísima variedad de vinos. Teníamos bastante apetito, así que nos decidimos por empezar con un cocido montañés. Nos trajeron una sopera para que nos sirviéramos a discreción. El guiso de alubias con verdura venía acompañado de una cazuelita de barro con tocino, chorizo y dos tipos de morcilla diferentes. ¡Uff, estaba de muerte! De segundo pedimos una ración de callos y otra de cabrito guisado, debidamente acompañado con una enorme fuente de patatas fritas. Yo aún pedí una crema de limón de postre. Nos pusimos moradas, y por un precio más que asequible, que creo recordar no llegó a los 20€ por persona. El servicio genial, a pesar de que estaba a tope, no tuvimos que esperar nada a que nos tomaran nota, ni entre plato y plato. Un sitio de lo más recomendable cuya fama es bien merecida y se extiende por toda la región, y es que no hay nada como el "boca a boca" porque para dar con él hay que conocerlo o que te lo recomienden (a mí no se me hubiera ocurrido ir a comer al pequeño pueblecito de Caviedes). Conviene reservar: +34 942 708046
Restaurantes en Santillana del Mar
Restaurante Jardín del Marqués
(12)
¡¡Una buena opción en Santillana del Mar!! La última vez que visité el pueblo cántabro de Santillana del Mar, me decidí por este restaurante que estaba en el camino cuando bajaba la Colegiata de Santillana. Se puede comer casi cualquier cosa, tienen los platos típicos cántabros como el cocido montañés o las fabes, o se puede pedir el menú del día o platos combinados o paellas o hamburguesas, pizzas... Vamos que las opciones son muy variadas. De precio estaba muy bien, era bastante asequible con una buena relación calidad-precio.
Restaurantes en Noja
Mas Que Arroz
(10)
Una experiencia religiosa la paella de marisco. 10 euritos por barba para una delicatessen con vistas a la playa de Noja. No esperábamos mucho en un sitio tan turístico, pero hemos salido encantados. Desde 2 personas podéis encargar una paellita bien cargada de bichines por el precio de un menú .
Restaurantes en Santander
Regma Heladeria
(17)
Si pasáis por Santander, o por cualquier otra localidad de la costa cántabra, es imprescindible tomarse un helado en esta heladería. Los helados son buenísimos, con un sabor increíble y además te ponen una cantidad enorme de helado. El precio del helado pequeño es de 2,10€. Y por mucho que os guste el helado, con el pequeño es bastante. También la podéis encontrar en Gijón. Desconozco si la hay en algún otro sitio fuera de Cantabria.
Restaurantes en Santander
El Serbal
(8)
La verdad es que no lo conocía, pero si lo llego a conocer antes os aseguro que habría venido más de una vez!! El trato del personal inmejorable (muy atentos pero sin agobiar), la comida de 10, el precio justo (la calidad y la innovación se pagan) y la cantidad abundante (es la primera vez que me cuesta acabar un menú degustación). Muy recomendado. Por cierto el de raviolis de foie con salsa de cava y trufa con vieira a la plancha, ¡¡mi preferido!!
Restaurantes en San Vicente de la Barquera
Restaurante El Pescador
(6)
Bajo los soportales, y dando al puerto pesquero y a la espectacular ría de esta población, está este típico y turístico restaurante. El arroz de mariscos es la especialidad de la casa, tiene poco que ver con la paella valenciana, pero está buenísimo, si tenéis la suerte de que entra en el menú del día a 11 o 15 euros (no me acuerdo exactamente), será una suerte, ya que fuera del menú cuesta más del doble. Los calamares a la plancha están también sabrosos, lástima la escasez en los postres o que la tarta de chocolate sea industrial, y la lentitud en el servicio.
Restaurantes en Santander
Los Raqueros
(7)
Esta semana he vuelto a Cantabria, después de casi dos meses sin ver a mi familia. La ocasión merecía una cena especial, y con ese objetivo nos dirigimos a "Los Raqueros", un restaurante estupendo situado en pleno centro de Santander, muy cerca de Puerto Chico. Antes de nada, conviene aclarar el curioso nombre del local: "Raquero" es la palabra con la que se designaba a los chavalines marginales, en muchos casos huérfanos, que a finales del siglo XIX frecuentaban el puerto de Santander, y que sobrevivían gracias a las monedas que los curiosos les lanzaban al agua para ver cómo se arrojaban a por ellas. Esta palabra, cántabra a más no poder, ha quedado anclada en el vocabulario de la tierruca, y ahora se usa para designar a cualquier chico joven (o no), pillo y maleducado. No habrán sido pocas las veces que mi madre me ha regañado con un "¡Pero qué raquera eres!" =P. Pero volvamos al tema que nos ocupa: el restaurante. Por suerte, el ambiente del restaurante "Los Raqueros" poco tiene que ver con los pillines que le dan nombre. Se trata de un local elegante, acogedor, con un servicio exquisito y unos platos a la altura. Como ejemplo, diré el menú que nosotros elegimos esa noche, y del que podréis ver todas las fotos en la galería: Para picar, pulpo braseado sobre espuma de patata. Sencillamente: ESPECTACULAR. Yo soy una fanática del pulpo, y no pierdo ocasión de comerlo siempre que puedo... pero éste, concretamente, estaba para mojar pan (¡y lo hicimos! esa espuma de patata no podía quedar ahí...) Los platos principales de cada uno de los comensales fueron "Secreto Ibérico" para el padre, "Alcachofas confitadas" para la madre, "Lubina en salsa de carne" para la hermana menor, y "Taco de atún rojo en salsa agridulce" para una servidora. Aunque sólo puedo hablar del atún, que fue lo único que tomé, por las caras, gestos y gemidos de mis acompañantes me juego el brazo a que sus platos estaban igual de buenos que el mío. Por mi parte, el atún rojo me encantó; de las cosas más sabrosas que he comido últimamente (viviendo sola en Barcelona, normalmente no puedo permitirme estos lujos... qué se le va a hacer =P): poco hecho, con un ligero aire "japonés" (por el pedazo trozo de wasabi que, sin quererlo, me metí de golpe en la boca, y que me hizo sufrir hasta hacerme saltar las lágrimas, creo que era el efecto pretendido) y sobre todo, muy muy sabroso. Aunque no puedo decir a cuánto ascendió el precio de la cena con el vino, etcétera (esta vez no pagaba yo), como referencia os diré que las entradas rondaban los 15-17 euros (el pulpo y las alcachofas) y los platos principales, los 20. En definitiva: una noche redonda: por el estupendo restaurante, y sobre todo por el hecho de ser la invitada, jijiji. ¡La próxima vez que vaya a casa, me aseguraré de repetir!
Entradas
Visita guiada a la Cueva El Soplao
(5)
Bs.F 1.145.488,22
Tours y visitas guiadas
Descenso del Pas en canoa
Bs.F 2.290.976,43
Excursiones
Ruta de peregrinación al Monasterio de Liébana
(1)
Bs.F 9.072.266,68
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por el Fuerte del Mazo
Bs.F 1.466.224,92
Excursiones
Ruta de senderismo y playa en Santoña
Bs.F 5.956.538,73
Excursiones
Senderismo en los Picos de Europa y balneario
Bs.F 12.737.828,98
Excursiones
Ruta gastronómica por los Valles Pasiegos
Bs.F 7.880.958,94
Excursiones
Fábrica de anchoas y paseo en barco por Santoña
Bs.F 4.536.133,34
Excursiones
Descenso de barranco en la Vega del río Pas
Bs.F 3.207.367,01
Tours y visitas guiadas
Autobús turístico de Santander
Bs.F 1.374.585,86
Excursiones
Collados del Asón y descenso en canoa
Bs.F 9.988.657,26