MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Bretaña?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Bretaña

858 colaboradores

296 lugares donde comer en Bretaña

Restaurantes en Dinan
Restaurante Auberge Moulin du Méen
(2)
La cocina del albergue Moulin de Méen se merece un rincón para ella sola porque si el estómago tuviera memoria, mi tripa no pararía de hablarme de aquellos deliciosos menús. En los desayunos se pueden degustar unos “cruasanes” excelentes con mantequilla salada. Pero son las comidas y cenas las que se deberían recibir todos los tenedores existentes en las guías de restauración. Son platos muy variados, exquisitos y, además, muy económicos. Voy a destacar dos especialidades bretonas: Las crêpes y las galettes. Las primeras son de masa fina y dulce y, aunque la tradicional es de mantequilla y azúcar, se sirven también de miel, mermelada, helado o chocolate. Las galettes son mucho más grandes de tamaño y de grosor, tienen color grisáceo (por el trigo negro de su harina), son saladas y se suelen acompañar con jamón, queso y un huevo. Mmmmm... Dos servicios a añadir son el de la barbacoa del jardín y el picnic que te preparan si quieres irte un día de excursión.
Restaurantes en Concarneau
Le P'tit Bac
(1)
Pequeño pero coqueto restaurante situado junto a las murallas de la ciudad de intramuros y al pie de un espacioso jardín público. Aunque la temperatura a la hora de la comida era baja, decidimos sentarnos en la terraza para calentarnos un poco con el sol. La corta carta ofrecia las típicas sardinas y emperador a la parrilla, amén de los famosos mejillones y crepes bretones. Por cierto no he visto tantas maneras de prepara los moluscos pero yo fiel a mi gusto me decidí por unos a la crema, unos al vino y sendos crepes de queso. Para terminar y como de costumbre me fui a conocer el WC que acorde con la pequeña amplitud del salón era igualmente minúsculo y para ambos sexos.
Restaurantes en Vannes
Kalon Breizh
(3)
Cuanto le gusta a los franceses comer crepes!!! aquí es la especialidad de la casa, y se toman como primero, segundo, y como postre, a todo trapo. Además, como más especialidad bretona, los de "blé noir" o de harina de trigo oscura. Ya veis por la foto que sus "fórmulas", o menús para nosotros, son a un precio asequible, y la pinta tan suculenta que tienen..., pués hacen honor a su aspecto. Más rico el de queso, jamón y huevo, y el de pera bella Helena. Un menú hipercalórico, pero que había que probar. Este coqueto y agradable restaurante está cerca de la catedral y a dos pasos de la plaza de San Vicente Ferrer.
Interés Gastronómico en Quimperlé
Sur un air de chocolat
Situada en la calle principal de Quimperlé, en el lateral izquierdo de la Iglesia de Sainte-Croix, se encuentra este pequeño local que según reza en uno de los carteles está dedicada al chocolate belga, quizás uno de los mejores del mundo. Efectivamente si uno entra observará que exceptuando un pequeño mostrador dedicado a los clásicos bastoncillo de caramelo, todo lo demás que se aprecia alrededor es de chocolate en todos los colores y formas posibles. Se me antoja que para los goloso esto sería el paraíso y a un precio acorde con la calidad.
Restaurantes en Carnac
Kreiz an Avel
(1)
Después de haber visitado parte de los alieamientos prehistóricos de Carnac bajo una lluvía intensa nos dirigimos hacia una de las playas existentes con objeto de comer algo, pues eran ya la una y media y sabemos por experiencia que a las dos los restaurantes te dan con las puertas en las narices. Al final nos encontramos con este chiringuito típico de la playa que a la vez de servirnos para satisfacer al estómado nos dió cobijo de la lluvía y el frio intenso que hacía. A pesar de haber visitado Francia en numerosas ocasiones, seguimos sin saber el idioma y si encima el sitio no tenía carta sino que estaba escrita en una pizarra entonces apaga y vamonos. Menos mal que la suerte es nuestra aliada en todos nuestros viajes y la dueña del chiringito sabía algo de español y fue ella la que nos recomendó que pedir. Para empezar un mejillones a la provenzana y unas gambas a la plancha con una salsa divina, continuando con unos típicos crepes bretones uno de chocolate y almendras molidas y otro con helado de café flambeado con ron. El preccio con dos cervezas ascendió a 55 euros que paa ser rancia no es demasiado caro.
Restaurantes en Rennes
Crêperie L'Abri du Marché
(1)
Típica creperie bretona. Sus especialidades son las galettes de blè noir, o de trigo sarraceno (oscuro). Las Galettes son saladas y las crêpes son de trigo blanco y dulces. La galette típica es de jamón, huevo y queso emmental (4.90 euros), las galettes de la zona incluyen un embutido llamado Andouille de Baye (8.50 euros). Allí también se puede probar la sidra bretona que se bebe en tazas. Esta ubicada frente al mercado de la ciudad de Rennes.
Restaurantes en Saint-Malo
La Petite Rôtisserie
(2)
Después de toda la tarde caminando por las calles de St.Malò, de asombrarnos con una fortaleza y murallas perfectamente conservadas y una ciudad hermosa, necesitábamos comer algo del lugar. La recomendación resultó un éxito: carne de cangrejo en cama de pisto de tomate y pimientos, ostras al vino blanco, couscous de marisco y vinos ad hoc. Todo por unos 20 euros por persona (éramos 6). Muy recomendable, tranquilo, de estilo moderno, buena atención (se esfuerzan por hablar español, por ejemplo) y buenos precios. La comida, un 10.
Cafeterías en Arradon
Panadería Terre à Delices
(2)
En la esquina de la calle de la Mairie con la placita del Mercado (place du marché), la panadería "Terre à délices" (literalmente: tierra de delicias), cumple con la promesa de su nombre: deliciosas pastelería y tartaletas, pan y baguette, y además una terracita donde disfrutar estos manjares! De verdad un lugar donde merendar sin ningún miedo a ser decepcionado!
Restaurantes en Quimperlé
Le Bistro de la Tour
Si de algún restaurante no estoy arrepentido de haber estado, sin lugar a dudas uno de ellos es este. Tranquilidad, trato exquisito aunque de comienzo pueda parecer distante, decoración casi perfecta y calidad bastante cuidada. El propietario que habla un poco español se le ve que es y lo demuestra un buen somillier cuidando esmeradamente su habilidad para servir el vino. El precio aunque un poco elevado ya que ronda los 70-100 euros por persona está acorde con la calidad. Tienen menús cerados y de degustación, pero lo aconsejable es pedir opinión directa al propietario. Muy recomendable pero es casi necesario hacer reserva.
Restaurantes en Vannes
Crêperie de La Tour Trompette
En Bretaña hay que beber sidra y comer crepes, los mejores sin duda de Francia. Una buena opción, tanto por la ciudad como por el restauante es La Tour Trompette, una creperia situada dentro de una de las torres medievales de la ciudad. La ubicación es estupenda, en pleno centro histórico, el lugar lleno de encanto y las crepes para chuparse los dedos. Ah! Y lo mejor el precio.
Restaurantes en Bénodet
El Alhambra
Para completar un buen día lleno de atracciones, tuve la oportunidad de cenar en el Alhambra. Este restaurante está situado frente al Odet, entre el faro de Bénodet y la playa de Coq. El lugar tiene una terraza muy agradable y un marco interior que combina piedra y madera en un estilo elegante y sencillo. La terraza, perfectamente dispuesta, permite disfrutar del sol de las últimas horas de la tarde, y, por la noche, del desfile de barcos que regresan a puerto. En cuanto al menú, decidimos regalarnos una calderada con arroz y verduras de temporada. Todo ello regado con un poco de Muscadet sur Lie de Sevre-et-Maine, y, de postre, un poco de queso fresco con frutas del bosque. El servicio es impecable, y el dueño es un auténtico personaje, un hombre jovial que se toma el tiempo de saludar a sus clientes e intercambiar algunas palabras con ellos. Por un presupuesto de apenas 30 euros por persona, estaremos encantados de volver para comer, o para una cena. La relación calidad precio es muy buena.
Restaurantes en Vannes
Le Vieux Port Restaurant
(1)
Para llegar hasta aquí, hay que salir de la ciudad intramuros, atravesar la Pl Gambetta, y coger a la derecha del puerto. Ya veréis que hay diversos restaurantes, y aquí lo que toca es comer ostras y coquille Saint Jaques, así que este restaurante en el que se anuncia "restaurant de poisson et fruits de mer", fué el elegido. Avisar de que la decoración es mejorable, pero el servicio fue de lo más atento y la comida muy apetecible, ostras frescas, bacalao en su punto y deliciosos postres, eso si, exceptuando el segundo plato recomendación de la casa por ser especialidad bretona, un rollo de fiambre de cerdo con pimienta que no pude más que probar mínimamente. El precio del menú es asequible, este lugar se puede recomendar sin duda.
Restaurantes en Auray
La Petite Casserole
(1)
Si buscan un ambiente cálido y amigable os recomiendo un restaurante llamado Auray. Este es una cafetería y restaurante en el corazón del centro de la ciudad! Un amigable equipo os ofrecerá una amplia selección en la carta! Atrévete a probar su carne asada en un fuego de madera delante de sus ojos, un verdadero placer! o simplemente disfrutar de una bebida fría en la terraza! El bar está abierto de 10h30 a 14h y de 18h a 22h, excepto martes y domingos por la noche.
Restaurantes en Binic
La Casa de Lea
La Casa de Léa es una acogedora creperia que se encuentra en el corazón de Binic. Binic es una pequeña ciudad costera al norte de Bretaña, sin pretensiones, pero con mucho encanto. Es tranquilo y bonito. La Casa de Léa se encuentra en el embarcadero de Courcy, con vistas a los pequeños puertos. La decoración es bastante pura, acogedora y la comida bastante buena. Tiene platos a la carta, enseladas y buenísimos pasteles. ¿Qué más se puede pedir?. También hay otros restaurantes muy buenos cerca, incluyendo La Mesa de Margot, bar de tapas.
Restaurantes en Bénodet
Escapades
(1)
Si le apetece hacer una pequeña escapada gastronómica a Bénodet, le recomiendo el conocido restaurante Escapades. Este pequeño restaurante (especializado en comidas para llevar) no está lejos de la cornisa del mar, en el extremo de la playa de Trez. Está abierto durante la semana y los fines de semana, de martes a domingo a mediodía. Los menús del día (que cambian todos los días) cuestan entre 12 y 16 euros, pero también tienen carta. Los vinos de la casa son elegidos personalmente por el dueño. El interior, soberio y elegante, incluye un comedor interior con capacidad para 48 comensales. Además, el restaurante cuenta con una terraza cubierta y con calefacción, con capacidad para 32 personas y vistas al mar, muy soleada y agradable los días claros. Es un lugar sencillo y distendido en el que siempre es agradable comer disfrutando del ambiente de un bar moderno y cálido.
Interés Gastronómico en Bénodet
Fábrica de galletas François Garrec
La fábrica de galletas de François Garrec está ubicada en la carretera 44, entre Bénodet y Fouesnant. Fundada desde hace 4 generaciones, es una de las fábricas artesanales de tortas y dulces más conocidas de la región. Al entrar en la tienda (que tiene más de 200 metros cuadrados), el olor mezcla de galletas calientes y la mantequilla salada nos fascinó y nos abrió el apetito. El lugar rebosa de productos tradicionales, frescos y de calidad, que harán las delicias de los más golosos! Personalmente, me decanto por los crepes de la casa (hechos y doblados en el sitio), las galletas de Bretaña (palet Breton) y el famoso Kouign Amann. Todo estaba delicioso. La tienda también tiene entre sus estantes muchas ideas para un regalo dulce y típicamente bretón. Por último, tenga en cuenta que hay visitas guiadas regulares, de lunes a viernes, de 9 a 16 horas (para saber los horarios concretos hay que ponerse en contacto con la fábrica).
Restaurantes en Rennes
(2)
Restaurantes en Rennes
(4)