MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Carmona?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿A dónde quieres ir?

13 opiniones sobre Carmona

Víctor Gómez - machbel

Carmona

Carmona es un pequeño pueblo del valle de Cabuérniga, en plena montaña cántabra, donde respirar y conocer de primera mano la vida rural de la comunidad.
Declarado Conjunto Histórico-Artístico, Carmona es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria, algo que se siente al pasear por sus calles. Todo está muy cuidado, con flores en los balcones, casas en buen aspecto y se disfruta mucho dando una vuelta por el pueblo.
Son tradicionales la cría de ganado vacuno de raza tudanca (que se puede degustar en varios restaurantes), la artesanía en madera, y las albarcas, un calzado típico realizado en madera muy parecido a las madreñas asturianas.

Leer más
+12
Ruth M Vaq

Lugar con encanto

Muy bien

En verano estuvimos por Santander y alrededores y la zona de Saja nos gustó mucho. Es un RINCÓN CON MUCHO ENCANTO, con sus casitas de piedra integradas en plena naturaleza y sus balconadas típicas repletas de plantas. Además de su RICA GASTRONOMÍA y productos típicos. Sin duda alguna, si vuelvo por allí repetiré zona. Se pueden hacer RUTAS A PIE por el bosque.

+6
Regina Fernández

Bonito pueblo

Uno de los pueblos más bellos de Cantabria es Carmona. Situado en el valle de Cabuerniga es uno de los pueblos más importantes de esta zona. El pueblo está empedrado y su encanto reside, en mi opinión, en que conserva esas casonas montañesas tradicionales cántabras.

Entre los planes que más destacan de este pueblo de la Cantabria más profunda está degustar un buen cocido montañés, charlar con sus paisanos, que por cierto es muy típico verles con las albarcas, o simplemente dar un paseo por el pueblo.

El pueblo es pequeño, pero a mí me encanta dejarme caer por aquí de vez en cuando

Leer más
+3
Ignacio Gómez Framiñán

Pura arquitectura montañesa

De mis pueblos favoritos de Cantabria, top 3 diría.

Situado en el valle del Nansa (municipio de Cabuérniga) goza de una situación privilegiada, rodeado de verdes paisajes y bañado por el río Nansa. Su arquitectura puramente montañesa, sus vacas de raza tudanca y sus artesanos albarqueros convierten a este pueblo en uno de los más típicos pueblos cántabros que podamos visitar.

Antes de bajar al pueblo conviene detenerse en el Mirador del Ribero, que ofrece una estupenda panorámica del valle y el pueblo (más el barrio de San Pedro).

Para colmo tuvimos la gran suerte de

Leer más
+7
Mou

Carmona es un pueblo cántabro declarado ...

Carmona es un pueblo cántabro declarado Conjunto Histórico-Artístico, caracterizado por las típicas casonas montañesas, el pueblo está en medio de las montañas y lo cruza el río Nansa.

Cerca se hallan las famosas Cuevas de El Soplao por lo que es buena idea pasarse por aquí antes o después de la visita y aprovechar para comer por los alrededores un chuletón de vaca tudanca, que es el ganado tradicional de la zona, así como la artesanía de madera.

Es uno de los núcleos rurales mejor conservados de Cantabria, junto a Bárcena Mayor y Tudanca. Ideal para perderse por las tranquilas

Leer más
Andres More

Una muestra de la infinidad del paisaje Cántabro

Pueblo declarado Conjunto Histórico-Artístico y es un Bien de Interes Cultural. Con este "curriculum" ya deberia convencerte para visitarlo pero también te puedo decir que es uno d ellos pueblos más bonitos de españa. No solo por su arquitectura, típica de las casonas montañesas sino por el entorno verde y clásico de Cantabria. Una pequeña muestra que representa la infinidad del paisaje Cantabro. Un todo en uno, vamos.

La carretera es de curvas perfecta para ir en la moto y pasar un gran día. La foto obligada es en el Alto de Carmona. Un mirador perfecto y estupendo.

Marcos Paradinas

La Santillana auténtica

A los pies del Escudo de Cabuérniga se encuentra enclavado Carmona, un coqueto pueblo de montaña con sus típicas casonas de piedra y teja roja. Situado en medio de ningún sitio, hay que desviarse para llegar a él pero puede aprovecharse una visita a Cabezón de la Sal porque merece la pena. Es una experiencia similar a la de Santillana del Mar, pero sin estar rodeado de turistas y sin la sensación de estar caminando por un museo.

Carmona tiene vida, habitantes y unas albarcas de quitar el hipo.

¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos