MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Bosques en Nueva Zelanda

13 bosques en Nueva Zelanda

Bosques en Coromandel
Matarngi
(1)
MATARANGI es una zona boscoso en la península de coromandel. Una zona lluviosa y fesca, verde, con buenos pastos y uno árboles preciosos. Aquí hay que llegar con coche como hicimos mi amiga Alice ( london ) y yo. La zona es famosa por su naturaleza, savaje pero a la vez tranquila. Una hermosura pausada y tranquila solo posible de ver en estas tierras tán lejanas. Desde cualquier zona de la isla norte se podrá ir en coche, cuidado porque las carreteras no están asfaltadas y el camino siempre mojado y húmedo puede ser muy resbaladizo para el coche. El camino hasta llegar aquí es de ensueño como toda la isla norte.
Bosques en Waikaretu
La reserva de Naikaretu
Cuando los Woodward compraron los terrenos, la segunda joya de la corona (la primera y principal es la cueva Nikau), venia con el paquete. Declarada reserva natural hace 30 años, se accede mediante un puente flotante situado en una de las curvas justo antes del Café Nikau. Un pequeño cartel indica que hay una área de descanso, pero lo que uno nunca imaginaria, es que al cruzar el puente uno aparece en un oasis en medio del desierto de granjas de la región. El río que marca el valle y que lleva hasta una magnifica catarata, es la fuente de la explosión de vegetación y fauna de este pequeño rincón. Un recorrido de 25 minutos a pie, permite sumergirse en bosque sacado del Hobbit. Por momentos unos cree que la tele transportación existe y que sin ser avisado a sido tele transportado a otra parte del país. Además gracias a dos estudiantes holandeses que trabajaron y desarrollaron planes medioambientales y de marketing para el Café Nikau, el recorrido cuenta con una serie de indicadores de la flora del lugar que gracias a un libro facilitado en el café, proporcionan abundante información sobre las especies del lugar (algunas de ellas con nombres curiosos).
Bosques en Waitomo
Kairoua forest
Entre Paihía y Waitomo visitamos Kairoua Forest. En este parque natural se puede , dando un pequeño paseo , imaginar lo que fueron los bosques de Nueva Zelanda que estaban llenos de kauris , coníferas de más de cincuenta metros de altura que fueron una base importante de la economía de esta zona de Nueva Zelanda. Se pueden ver varios kauris gigantescos , entre ellos : - The Matua Ngahere ( El padre del bosque ) Posiblemente sea el árbol más viejo de NZ con casi "4000" años y tiene un tronco con cinco metros de diámetro - Las cuatro hermanas - El árbol Fantasma - es el segundo árbol más grande - Tane Mahuta , tiene el nombre del Dios de los árboles y más alto que el Padre del Bosque , pero sólo tiene "2200" años La resina de estos árboles aparte de tener una época dorada en que alcanzó grandes precios por su utilización ediversos productos químicos , produjo un tipo de ámbar muy preciado que se llama "Kauri gum". Nosotros vimos uno de ellos, pero era tal la potencia de la lluvia que todavía no sé cuál de ellos era. Lo vimos y corrimos hacia el coche.
Bosques en Fox Glacier
El bosque tropical neozelandés
Para disfrutar de la naturaleza salvaje neozelandesa, nada mejor que darse un paseo por la selva autóctona después de la lluvia. Se respira un frescor y el verde de los árboles es exuberante. Salí del pueblo Fox Glacier por la carretera principal que lleva hacia el famoso glaciar y después del puente me metí en la selva por un camino indicado. Caminé unos 45 minutos hasta llegar a la carretera y el parking del mirador.
Bosques en Milford Sound
Mildford Track
Está ruta, que no me pude hacer porqué hay que reservar con mucha antelación y por mi falta de tiempo es una de que en caso de disponer de tiempo y que te guste el trekking no te deberias perder. El Mildford Track és la ruta a pie más famosa de NZ y también la conocida como "la ruta a pie más bonita del mundo". Está situada en medio de paisajes impresionantes, montañas y bosques en el Parque Nacional de Fordland en el suroeste de la Isla Sur. És una ruta completamente turística por lo que está totalmente protegida a que solo la puedan realizar un determinado número de personas al año y durante ciertos periodos (normalmente de Octubre a Abril). Así que si se quiere realizar mejor llamar cn mucho tiempo de antelación para que os indiquen las fechas en la que lo podréis realizar y disponibilidad. Reservas: Great Walks Booking Desk, 64 3 249 8514, fax 64 3 249 8515, greatwalksbookings@doc.Govt.Nz Són 53,50 Km desde la cabecera del lago Te Anau y finalizando en el Mildford Sound. En el Mildford Track no se permite acampar por lo que tendrás que ir de refugio en refugio y organizarte según estos. Durante la temporada alta los refugios de Clinton y Mintaro están equipados con cocinas de gas, agua corriente, calefacción, etc.
Bosques en Auckland
La reserva Phyllis
Muy cerca de Point Chevalier, se encuentra la Reserva Phyllis, un paraje natural en plena Auckland que sorprende, no solo por su ubicación, sino también por su vegetación y tranquilidad. Situado detrás de una universidad y casi colindante con una de las principales vías de trafico de la ciudad, su senderos son tranquilos y agradables. Descansar en unos de sus bancos, pescar o fotografiar algunas de las aves que habitan en la reserva, son algunas de las actividades que se pueden realizar. Lo mas sorprendente del lugar es el desconocimiento del lugar que tiene incluso alguno de los vecinos del cercano Point Chevalier, y es que el enclave donde esta ubicada no es fácil de encontrar. Además si uno se adentra en ella sin saber donde va, es fácil perder el sentido de la orientación y sentirse perdido en pleno Auckland. Su riachuelo va serpenteando por el diminuto valle, y uno lo cruza varias veces a través de magníficos puentes. Un magnífico céntrico rincón para perderse.
Bosques en Waimauku
Waipoua kauri forest
El norte de Nueva Zelanda esconde uno de los lugares más sorprendentes que uno puede encontrarse. El bosque de Waipoua está lleno de unos árboles milenarios conocidos por el nombre de Kauris. Estos seres llevan en nuestro planeta varios siglos, hasta llegar a milenios. Con enormes raíces y ramas que podrían ser troncos por sí solas, los kauris representan en todo su esplendor la dominancia de la naturaleza en nuestro mundo. Cuando los visitamos nos quedamos estupefactos. Grandes, robustos y en mitad de una atmósfera inigualable. Es fácil llegar a ellos ya que el departamento de conservación de Nueva Zelanda ha instalado cómodas rampas de madera para facilitar el acceso y evitar, además, que se pisen sus delicadas raíces. Os recomendamos mucho visitar este bosque, aunque esté a unos 400 kilómetros de Auckland.
Bosques en Omarama
(1)
Bosques en Motueka
(1)
Bosques en Waikawa
Bosques en Rotorua
Redwoods forest
Es un bosque mágico mezclando las imponentes sequoias y helechos de todo tipo.
Bosques en Waipawa
Te Matua Ngahere
Esta es la traducción maori de Matua Ngahere, el segundo árbol kauri más grande de Nueva Zelanda. Llegar hasta él es muy sencillo una vez nos adentramos en el bosque. No hay más que seguir las indicaciones y aparcar en el lugar indicado para comenzar el trekking. Al cabo de unos 20-30 minutos, según el paso de cada uno, habremos llegado. Plantarse frente a un árbol tan grande, sabiendo que lleva ahí desde muchos siglos antes que nosotros (se calcula que ha vivido unos 2000 años) no deja de ser apabullante y sorprendente. Para los amantes de la naturaleza es un encuentro único en el mundo. Ver su grandeza, su inabarcable tronco, sus ramas que parecen árboles, es una experiencia inenarrable.
Bosques en Milford Sound
Milford Sound Foreshore Track
No debes olvidar hacer este sendero si llegas hasta Milford Sound. Si bien lo más habitual es hacer un crucero por los fiordos, muchos se pierden esta maravilla tras regresar del paseo en barco. Se trata de un sencillo paseo de apenas 400 metros, a lo largo de la orilla y desde donde se pueden observar algunas de las mejores vistas del Mitre Peak. El inicio de este sendero se encuentra en el aparcamiento principal de Milford Sound y es accesible para todos los públicos. No te lo pierdas.