Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Karnataka?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Ciudades en Karnataka

Los destinos más populares

3 ciudades en Karnataka

Ciudades en Bijapur
Bijapur: la India en estado puro
(1)
Situada en el Estado de Karnataka, Bijapur es una ciudad alejada de la ruta turística en la que se nota la fuerte huella de la influencia musulmana. Los colores y los olores de la India se mezclan en sus calles abigarradas, mientras las vacas campan a sus anchas, para incomodidad de los más escrupulosos. Lo que más me gustó fue el Ibrahim Rauza, el mausoleo de Ibrahim Adil Shah II, construido en 1589. Llama la atención por su belleza y elegancia: dicen que sirvió de inspiración para el Taj Mahal. También es muy famoso el Gol Gumbaz, que también es una tumba, coronada por una cúpula cuyo diámetro solo es superado por el de la basílica de San Pedro, en el Vaticano. Es una recomendación para los amantes de la India.
Ciudades en ShrIrángapattana
ShrIrángapattana
Situado a solo 19 kolimetros de Mysore, en un islote formado por los 2 brazos del río Cauvery, fue la capital del imperio del sultán Hyder Ali y su hijo Tipu Sultan. De facil acceso tanto desde Mysore como desde Bangalore, ya que el tren y el autobus suelen tener parada en la ciudad. La mayoria de turista contrata transporte motorizado para ver la ciudad, creo que es la mejor opción si no se dispone de mucho tiempo para visitarla. Lugares de interes: - Templo de Sri Ranganathaswamy - Palacio de verano - Gumbaz
Ciudades en Badami
Badami
(2)
Se avecinaba un destino en le que disfrutaría tanto del lugar, sus cuevas como del encuentro con su gente. Desde los acantilados de arenisca rojiza, divise el pueblo con actividad ¡pues era día de mercado! Una ciudad que fue capital de grandes reyes Chalukya en SVI-VII, contemple desde lo alto la actividad en los gaht, baje por ellos mientras , ellas lavaban sus coloridas túnicas autentico arcoiris. Los mercados son el lugar de encuentro, siempre en mis viajes me adentro por ellos. Donde reina un jaleo, incluso aveces el caos, desde muy pronto están llenos de gente y de vitalidad. No fue este un mercado de caprichos y de pócimas, ungüentos, hechizos ni de conjuros como son en Afríca o Asia. Fue sobre todo de mercancías agrícolas, vegetales con intenso color donde la clorofila estalla y de puestos de especies que siempre busco, hay esos picantes que pierden un paladar ya acostumbrado a años de condimentos. Y que a mi regreso siempre traigo, tal vez para viajar mientras condimento. Para llegar algún puesto mas exótico que no son mi fuerte. Pero hay que mezclarse, vagabundear con su gente mujeres bellas con tunícas y saris, que te hacen soñar mientras suenan sus pulseras de cristal. Puestos de piezas de saris donde el color apuesta por esa futura venta y mas cuándo las ves a ellas con ellos vestidas altivas, elegantes preciosas. ¡Como no disfrutar de estos encuentros a la vez que se toma el pulso a sus gentes y a la propia ciudad!