MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Bolivia?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés cultural en Bolivia

27 de interés cultural en Bolivia

De interés cultural en Potosi
Casa de la Moneda de Bolivia
(7)
Un lugar que tuve la ocuacion de visitar hace como un año pero lo mejor fue la visita guiada del interior de la Casa de Moneda, me pareció espectacular tiene mucha historia que cuenta cosas que solo uno se pude imaginar si vuelvo a Potosí volvería a visitarla.
De interés cultural en Uyuni
Uyuni
(7)
Excelente lugar para visitar, con muy buenos escenarios para contemplar al pare libre y para capturar con tu cámara si amas la fotografía.
De interés cultural en Trinidad
Trinidad
(7)
Trinidad es la capital del Dpto. del Beni, capital ganadera de Bolivia de clima cálido donde podrán ver hermosos paisajes naturales con una inmensa riqueza de flora y fauna, de ríos majestuosos como el gran mamoré, mujeres hermosas y gente acogedora y hospitalaria, el paraíso terrenal perfecto para el turismo.
De interés cultural en Cochabamba
Incarracay
(2)
Es un lugar hermoso sobre unas montanas semitropicales, con mucha humedad y sobre todo sin la bulla de la ciudad. Tiene bosques de pino, una bella laguna y mucho espacio para camping. Es un lugar seguro. cerrado, no hay ningun peligro porque esta cerrado y tiene guardias a la entrada.
De interés cultural en Santa Cruz de la Sierra
Biocentro Guembe Mariposario Resort
(12)
No lo recomiendo, los guardaparques me robaron dinero de mi mochila. El 25 de marzo fuimos los últimos en irnos, sólo estaban los guardaparques, hice un reclamo a gerencia y el gerente muy agresivo me amenazó, me dijo que incluso a él le habían robado sus gafas dentro del mismo parque y que siempre pasa eso. No pidió disculpas, no intentó ni siquiera preguntar a los 2 guardaparques que estaban circulando por la zona del parque infantil, no hizo el menor intento de arreglar las cosas, da a pensar que también es cómplice porque permite que nos roben dentro del biocentro guenbe, no hay seguridad, no se arriesguen estarán en medio de ladrones.
De interés cultural en Uyuni
Carnaval de Uyuni
Como en ningún lugar del planeta, se podría ver semejante magnitud de CARNAVAL, si no es, en la hija predilecta de Bolivia UYUNI considerada como la capital del mundo sucursal del cielo, como UYUNI no abra otro, y como su carnaval mucho menos; Comentarles que en Cochabamba desde hace un tiempo se esta tratando de organizar un carnaval con la familia Uyunense o residententes Uyunences en cocha, soy parte de una de las fraternidades mas grandes y poderosas cual es LOS ACHAFACES, organizada y compuesta por la familia AYALA que desde hace 4 años participamos de esta entrada que trata de ser majestuosa como la de uyuni…………..A los que no conocen Uyuni y su carnaval les recomiendo que antes de partir al mas allá visiten uyuni, disfruten su carnaval y sorpréndanse con el salar, cuidado se arrepientan viendo desde el cielo. Saludos………..
De interés cultural en Santa Cruz de la Sierra
Refugio de Esperanza
(5)
Y ahí se encuentran un voluntariado de jóvenes, que visitan mensualmente el hogar de niños “Refugio Esperanza” donde 25 niños de cuatro a dieciocho años son ministrados, compartiendo enseñanzas, teatro, testimonios y otros, asimismo este grupo recolecta donaciones de ropa, comida y útiles para este hogar.
De interés cultural en Sucre
Caras de Tarabuco
(4)
Tarabuco es una ciudad boliviana, en la provincia de Yampara, departamento de Chuquisaca. Es la cuna de la cultura Yampara. Como podrás ver en la foto, los trajes de la gente son muy particulares, especialmente el día de mercado que cada uno se pone sus vestidos más lindos, y baja de su pueblito para vender y comprar las subsistencias de la semana. Algunos solamente bajan una vez al mes, lo que hace que el mercado es un gran evento para ello. La gente está quemada por el sol, estamos a tres mil metros de altura, y todos son muy morenos. A pesar del frío, la mayoría anda con sandalias, y sin calcetines. Pero el traje típico es caliente, y les proteje del frío. La particularidad, además de una manta grande que les cubre la espalda y es de color rojo con bordes diferentes según el pueblo de donde vienen, son los sombreros. Unos parecen como gorros de policía, hechos con papel de aluminio, pompones encima y flores de color. Otros son como de terciopelo negro, también alegrado por flores rojas y amarillas. Hasta si estás en el resto de Bolivia podrás reconocer fácilmente a los Yampara. El día del mercado en Tarabuco es el domingo, llega temprano, a las 3 de la tarde la gente ya empieza a volver a su pueblo.
De interés cultural en Concepción
Misiones jesuitas de Chiquitos
(2)
Estas misiones se localizan en el área de Santa Cruz, al este de Bolivia. Se divide en dos áreas, la primera está compuesta por las poblaciones de Concepción, Santa Ana, San Miguel San Ignacio y San Rafael; la otra parte la compone San José de Chiquitos, la cual es considerada como la misión mayor. Estas misiones se construyeron entre los años de 1691 y 1760 y son un ejemplo de la historia de la evangelización en América, además de tener una arquitectura de tipo colonial que se ha conservado a pesar del pasar de los años, a diferencia de las construcciones hermanas que se encuentran en el resto de Sudamérica, es por ello que este lugar es considerado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Los templos que se encuentran en estas reducciones son considerados verdaderas joyas de la arquitectura, como dato adicional estos lugares siguen cumpliendo la función para la que fueron construidos, es decir, que no se encuentran abandonados, sino que hasta la fecha continúan en uso. El estilo de las edificaciones es de tipo barroco mestizo, en ellas podemos encontrar bellos murales, altares, columnas, púlpitos y cajonerías talladas en madera. La originalidad de estas construcciones se refleja tanto en las estructuras como en la ornamentación, color y materiales utilizados en la realización de las mismas. La Misión de San José Chiquitos fue fundada en 1698 y está ubicada al sur de la sierra del mismo nombre. Fue construida por los nativos del lugar, bajo la supervisión de los jesuitas.
De interés cultural en Sucre
Fiestas de la Virgen de Guadalupe
Aquellos que viajen a Bolivia durante la primera quincena de septiembre, no deben dejar pasar la oportunidad de asistir a las Fiestas de la Virgen de Guadalupe, celebradas aproximadamente del 8 al 10 de ese mes en la ciudad de Sucre (de la cual esta Virgen es patrona). Las Fiestas de la Virgen de Guadalupe duran un mínimo de dos días, durante los cuales las calles de la ciudad se llenan de música y alegría. Entre las múltiples actividades que incluye su programa se encuentran: una misa multitudinaria en la plaza principal de Sucre, la procesión de la Virgen, y sobre todo, un majestuoso desfile en el que llegan a participar miles de personas de todas las edades, llegadas desde los puntos más recónditos del país con sus correspondientes delegaciones, fraternidades colegios, y grupos folklóricos. Yo, que asistí embobada al desfile durante dos días seguidos, puedo asegurar que es un espectáculo digno de verse: resulta realmente impresionante el despliegue de medios, música, disfraces y trajes tradicionales, y sobre todo, la gran cantidad de horas que estas personas pueden estar bailando sin parar, en lo que por lo visto es un sacrificio que se hace en honor a esta Virgen. Como decía al comienzo, si tenéis la oportunidad de ir a Bolivia sobre estas fechas, tratad que el paso por Sucre os coincida con esta fiesta. No os arrepentiréis, y descubriréis una cara de Bolivia que sólo puede mostraros su propia gente.
De interés cultural en San Ignacio
Misiones en Bolivia
Uno de los lugares más fascinantes de Bolivia, la zona de las misiones jesuitas, nombrada Patrimonio de la Humanidad, en zona pre-amazonica, con paisajes de junglas, carreteras de tierra roja, y con edificios restaurados de misiones maravillosos
De interés cultural en Santa Cruz de la Sierra
Murales de Santa Cruz
(9)
Pertenece al área correspondiente al dorso de la catedral, y un invitado semanal de la feria artesanal se despliega delante del muro que rescata la flora y fauna oriental.
De interés cultural en Coroico
Tocaña comuniadad afroboliviana
(5)
Quien vaya a las tierras de los yungas no puede venirse sin visitar Tocaña, unos lugares precioso, de una vegetación espectacular y su gente muy amable. Muy cerca de Coroico.
De interés cultural en Rurrenabaque
Pampa de Rurrenabaque
(3)
Las Pampas del Yacuma no son de Rurrenabaque si no de Santa Rosa del Yacuma. Un sitio maravilloso con delfines y mucha vida silvestre.
De interés cultural en Santa Cruz de la Sierra
Estancia Ganadera
(3)
¡Buenísima!
De interés cultural en Potosi
Mina Cooperativa de Potosí: Rosario.
La ciudad de Potosí, la más alta del mundo, situada a 4.090 msnm, se encuentra a los pies del Cerro Rico, montaña cónica que alcanza los 4.824 msnm. Este cerro, de nombre bien merecido, convirtió a la ciudad en una de las más grandes del mundo, allá por el siglo XVII, cuando sus casi 200.000 habitantes triplicaban la población de Madrid, Londres o París. Fue Miguel de Cervantes quien acuño, en su "Don Quijote", la frase "vale un potosí". Dicen que el valioso producto del Cerro Rico levantó tantos palacios y castillos, como personas soterró. El cerro es como un hormiguero humano gigante, está repleto de túneles y agujeros, donde miles de hombres, y algunas mujeres y niños, trabajan la mina tal y como se hacía antaño. El mayor avance tecnológico que ha llegado a las minas de Potosí, es la pólvora, para dinamitar la roca dura que se trabaja a interior mina, y que contiene la mayor parte del metal. Hoy día casi todas las minas son de cooperativas, y algunas de ellas abren sus puertas al visitante, para que podamos ver, por un rato, lo que esos hombres padecen a diario. La excursión se puede contratar en cualquiera de la múltiples agencias que rodean la plaza de Potosí. Yo elegí una, después de sondear varias, básicamente por la relación servicio/precio (era la más barata, ofreciendo prácticamente lo mismo que las demás). Resultó ser un "apéndice" de la cooperativa de la propia mina, por eso el precio era el más bajo, los mineros, y a veces sus mujeres, enseñan la mina en su día libre. Nos dejan sus propios trajes y nos explican todo desde sus "entrañas". Ellos ponen todo el material necesario (botas, traje, casco y linterna). Primero nos llevan a casa del minero, para darnos la ropa, botas y casco. Luego paran en el mercado de los mineros, donde te invitan a comprar regalos para ellos (más o menos a cambio del incordio que vamos a ocasionar). Los regalos son cigarrillos, hoja de coca, dinamita y bebidas. Eres tu el que decide si llevarles alcohol del duro, para "soportar" aquello, refrescos, que además de líquido tienen azúcar, o agua. Parte de estos regalos serán para ofrecérselos al "Tío" (a veces le dicen "de la montaña" y a veces "de la mina"). Por último, tras unas breves explicaciones en medio del cerro, te llevan a la mina. En este caso, la mina Rosario que, como muchas, tiene varias "bocas" de entrada. Creo recordar (porque estuvimos en varias) que nosotros accedimos por la Boca Morena. Muchos de los túneles se comunican por el interior, con lo que es posible entrar por uno y salir por otro. El calor empieza a sofocar a pocos pasos de la entrada. Es estrecho y no se ve un pimiento más allá de dos palmos de tu nariz. Lo mejor es cuando empieza el "barranquismo", o las ajadas escalerillas de madera, con peldaños mellados. O cuando por el túnel, de poco más de un metro de anchura, viene la carretilla empujada por dos mineros, y te tienes que incrustar literalmente en las paredes para que pasen... Ellos van empujando hacia arriba, una carreta llena de escombro, NO PARAN, así que más vale retirarse a tiempo. Casi se les echa el regalo sobre la marcha. O mejor todavía cuando, bajando por esa "escalera" retumba todo cual terremoto, por alguna detonación relativamente cercana. Lo de el estado físico medio/alto que te dicen al contratar la excursión, es cierto, al menos en la mina que yo visité. Se sube por rampas imposibles, hay agujeros por los que tendremos que resbalar nuestro cuerpo por partes (unos 45 centímetros). Nosotros bajamos unos 30 metros (el equivalente a 10 plantas de un edificio), que luego tuvimos que volver a subir por los sitios más inverosímiles. Se hacen algunas paradas para sacar barro de un micro-agujerillo, que se supone contiene algo; para subir a base de polea un cubo lleno de piedras y o más barro; para volcar cubos de goma, repletos de lo mismo, en las carretas mineras. Una experiencia tan divertida como aterradora, no porque de miedo andar por los túneles y todo lo que hay que hacer (eso es lo divertido), sino por comprobar cómo están trabajando esas personas: El calor, las condiciones primitivas, la profundidad, la humedad, el olor a metal, el polvo.... Por último, antes de salir, Se hace la visita rutinaria al "Tío", que viene a ser el espíritu dueño de la mina y de la vida de los mineros, nada menos. Es un diablo, digamos la antítesis de la pachamama (madre tierra, a la que también hacen ofrendas en diversos rituales). A este, como es demonio, le agasajan con todos los vicios, alcohol, tabaco y hojas de coca (que no es un vicio pero le gustan mucho), para que les proteja, o mejor dicho, que no les robe la vida, dentro de la mina.
De interés cultural en Uyuni
Carne de lama
(1)
Entre todos los platos caseros que se ofrecen en los puestos del Mercado Central de Uyuni, podrá probar por poco dinero (6 pesos bolivianos, que no llegan a un euro!) la carne de llama. En este caso, se sirve en un estofado con arroz, patatas y trigo germinado: una delicia para comer sobre la marcha y que podemos reproducir en casa comprando la carne de llama en el mercado de al lado.
De interés cultural en Uyuni
Patatas bolivianas
(1)
No es un mito: existen más de mil especies de patatas en Bolivia. Es imposible probar todas en un solo viaje, a menos que se instale en el país, pero podemos tener una hermosa muestra comprando en el Mercado Central de Uyuni, por ejemplo, y dejándose aconsejar por los propietarios de los puestos para saber como cocinarlas. Suaves, dulces, buena para la sopa o para patatas fritas, hay que probarlas todas