MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
Entrar con Google +

De interés deportivo en Nueva Zelanda

11 de interés deportivo en Nueva Zelanda

De interés deportivo en Queenstown
Deportes extremos
(4)
Nueva Zelanda tiene una gran tradición en deportes extremos o de riesgo. De hecho buena parte de su oferta turística se basa en la posibilidad de practicar deportes de riesgo en sus ríos, mares, cielos, montañas o puentes. Es un país que te ofrece muchas posibilidades, ya que combina una extraordinaria naturaleza con su pasión por muchos deportes. Te sorprenderá la cantidad de paisajes diferentes que podrás ver en este país: desde panorámicas desérticas, glaciares, géiseres, selvas, lagos, mares o montañas nevadas hasta ciudades que recuerdan a la vieja Europa. Queenstown es la capital del deporte extremo de Nueva Zelanda. En esta ciudad de la Isla Sur fue donde se inventó el “puenting” o “bungy”, y han sabido rentabilizarlo muy bien ofreciendo numerosas actividades o tours a los turistas, proclamándose la “La Capital Mundial de la Aventura”. Estas son algunas de las actividades que harán subir tu adrenalina si te dejas caer por el país de los kiwis: Bungy (puenting), kayaking (descenso en barcas por ríos o por el mar), buceo, escalada, salto en paracaídas, surf, rafting, sailing (navegar a vela), snow… Además de en Queenstown, los lugares más populares para hacer el famoso bungy son: el puente del río Kawarau (a las afueras de Queenstown), Taupo, Hammer Springs, Mangaweka…En la ciudad de Auckland se puede saltar desde la Sky Tower, que es el edificio más alto del hemisferio sur, con 192 m. Si no eres tan aventurero, también te ofrecen deportes más “normales”, como: ski, tours en bicicleta, senderismo, tours familiares, tours ecológicos…
De interés deportivo en Queenstown
Puente Kawarau
(1)
El puente del Río Kawarau, a unos 20 kilómetros al noroeste de Queenstown (isla sur), una de las ciudades en las que más arraigada está la práctica de deportes extremos en Nueva Zelanda. Lo que hace especial a este puente es que es uno de los primeros desde los que se hizo puenting (allí llamado bungy), concretamente en 1988. Hay cuarenta y tres metros de altura para saltar y hacer que toda tu adrenalina salga a la superficie!! Si te gustan los deportes de riesgo, Nueva Zelanda es uno de los países donde puedes elegir practicarlos casi todos. Tienen experiencia y la seguridad es lo primero que miran, todo para que te diviertas sin preocupaciones.
De interés deportivo en Queenstown
Bungy AJ Hackett
(1)
El primer puenting comercial de mundo empezó en Queenstown en 1988, y como al principio nadie se tiraba, dijeron que al que se tirara desnudo se lo dejaban gratis, y fue un éxito inmediato. El primer bungy todavía está operativo en el histórico puente Kawarau, y con sus 43 metros parece cosa de niños comparado con los 140 que tiene el más alto del mundo, también, como no, en Nueva Zelanda. En el clásico puedes elegir entre un salto "seco" o zambullirte en el río. Han creado un centro de visitantes en el que se puede ver gratuitamente la evolución del bungy desde una actividad de locos a lo que es hoy en día, una actividad turística más
De interés deportivo en Twizel
Mackenzie Track
Lago Ohau, en el corazón de la región MacKenzie, es el punto de partida para una espectacular caminata de dos días para alcanzar la cima del pico Ohau, con casi 2000 msn y unas vistas increíbles de los Alpes del Sur. La caminata por praderas de hierba sin sombra alguna, hasta que penetramos en un bosque de hayas, que cambia completamente el paisaje. Varias horas de caminata después se acampa en el límite del bosque, ya que al día siguiente se acomete la subida a la cumbre poco después de amanecer, sin mochilas porque se dejan en el campamento.
De interés deportivo en Whangarei
Centro de buceo Dive Tutukaka
Uno de los mejores centros de buceo que conozco, si no el mejor, especializados en bucear en las islas Poor Knights, consideradas por Jacques Cousteau como uno de los 10 mejores lugares del mundo para bucear
De interés deportivo en Winton
Borland Nature Walk
El Borland Nature Walk recorre una zona de Fiorland muy poco visitada, a la que se llega por una carretera de mantenimiento de unas torres de alta tensión, que sirve de acceso para senderistas, montañeros, ciclistas y kayakistas que visitan la zona. El Borland Nature Walk es un trekking de 2/3 días que llega al lago Verde, donde hay un precioso refugio, y el regreso lo puedes hacer por la misma ruta, o, más recomendable si hace buen tiempo, cresteando por montañas.
De interés deportivo en Ashburton
Mount Somers trek
Situado en el extremo oriental de los Alpes del Sur, cerca de Ashburton, el Monte Somers es de origen volcánico. El interés del trekking no es sólo por las montañas fantásticas, sino también por antigua minas de carbón abandonadas, cuevas inundadas de agua, formaciones de lava, cascadas y vistas panorámicas de las tierras altas. Hay dos, una sale del el aparcamiento Woolshed Creek, y el Ridge Stavely, que sale de las cataratas Sharplin.
De interés deportivo en Wanaka
De interés deportivo en Wanaka
De interés deportivo en Waitomo
De interés deportivo en Taupo
Sail Barbary
Antes de ir a Nueva Zelanda, habíamos estado mirando posibles actividades para realizar en las islas, algo diferente al mero hecho de recorrerlas. Kayak, puenting, bangee, rafting, paraseiling.. Muchas pasaron por nuestra cabeza, pero sólo unas cuantas permanecieron de firme, y una de ellas fue navegar en velero por el lago Taupo. No hay muchas empresas que se dediquen a navegarlo, y sólo ésta tiene un barco lleno de historia y velas para hacerlo. Así que decidimos reservar aunque el día se presentaba ventoso aunque con un sol radiante, y tuvimos que esperar hasta última hora para confirmar la travesía. Tras las presentaciones de rigor, y calarnos unos ponchos impermeables forrados de tela polar zarpamos hacia el otro extremo del lago. Rápidamente el viento se apoderó de nuestro velero, y lo hizo avanzar rápida pero incansablemente a manos de un capitán joven pero experto que hizo que en muchos momentos los costados del barco tocaran el agua de tal manera que nos empapamos los pies. Y no debe ser fácil gobernar un barco que tiene 90 años, ya que fue botado en California en 1926, ganado a las cartas por Errol Flynn, participó en protestas antinucleares y finalmente fue restaurado por su actual propietario, que lo dotó de las últimas tecnologías ecológicas basadas en motores eléctricos. En este velero repleto de experiencias y millas fuimos recorriendo las orillas del lago hasta llegar al punto estrella de la excursión, la talla maorí que se encuentra en uno de los pequeños acantilados de la costa noroeste de la gran masa de agua. Estas rocas de 10 metros de altura, fueron realizadas por el escultor Matahi Whakataka durante la década de 1970. Su localización hace que sólo sean accesibles en barca y relacionado con esto, debo decir que representan al navegante visionario Ngatoro-i-rangi, guía de las tribus que habitaron en su momento el lago Taupo, sus antepasados, descendientes y una inconmensurable pléyade de dioses, criaturas y guerreros guardianes. Pero llegó la hora de volver, y el Barbary se dirigió rápido como una flecha hacia su hogar en la bahía. Eso si, la sensación al bajar del barco fue de una absoluta relajación, recuperándonos del frío de la navegación bajo un sol caliente y luminoso, con la certeza de haber vivido una pequeña aventura en las azules aguas del lago Taupo.