MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Santa Cruz?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Santa Cruz

5 iglesias en Santa Cruz

Iglesias en San Jose de Chiquitos
Iglesia de San José de Chiquitos
(2)
Iglesia típica de todos los pueblos chiquitanos, personalmente está es la más bonita.
Iglesias en San Javier
Iglesia de San Javier
(1)
Fue la primera Misión la de San Javier, la más antigua con un estilo que marco un periodo en 1.691, un estilo de organización en estructuras modulares entorno a la plaza amplia, verdaderas catedrales en materiales nobles "madera y adobes", lugar de vida de toda la comunidad. La vida estaba y sigue estando enfocada alrededor de la iglesia, escuelas, cementerio, talleres y viviendas en cuadras amplias de unas dos alturas, viviendas con un amplio patio a la sombra lleno de plantas y de orquídeas delicadas. La Iglesia católica llego a la región por 1.561 con la Santa Cruz Vieja y serán los jesuitas los que un siglo después comenzarían la evangelización, permanecieron 163 años en Chiquitos. Un estilo en barroco mestizo, tanto en su decoración exterior como en sus muebles construidos por los nativos del lugar, bajo supervisión de los jesuitas. Lograron exitosas misiones en América, permanecieron en Chiquitos desde esta fundación de San Francisco Xavier en 1.691 hasta 1.767. Cuando el rey Carlos III expulsó a la Orden de todos los territorios que entonces, pertenecían a la Corona Española. Pero llego "El Cabildo Indígena" con sus leyes para gobernar estas misiones. Se crea la figura del Corregidor, junto a jueces que tomaron la administración y el aspecto de la vida comunitaria, estos se han mantenido en vigor a lo largo de la historia de las comunidades de Chiquitos. El conjunto misional de San Xavier, es coqueta en su estructura, como en sus tonos café. Su patio en forma trapezoidal con corredores de columnas talladas forman un claustro cerrado por tres edificios (templo, la parroquia y el colegio) todo separado de la plaza, por el muro. Pinturas murales, recuperadas por la restauración entre 1987 - 1993 en puntillismo primorosamente decorados. Campanario aislado del conjunto al que pudimos subir y tener una amplia vista de las huellas de los jesuitas, recorrerla es disfrutar de la belleza de su arquitectura con tallados ornamentales en amarillos - café y negro. Que preciosas son!!
Iglesias en Valle Grande
Iglesia la Merced
(2)
Esta ubicada en la ciudad de Vallegrande pertenece al departamento de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia. Clima templado.
Iglesias en Roboré
Iglesias en Concepción
Iglesia de la Concepción - Chiquitanía
Comenzamos nuestra ruta dirigiéndonos por carretera hacia una de las regiones más desconocidas y genuinas de Bolivia. La Chiquitanía al este de Santa Cruz de la Sierra, zona de trópicos donde la vegetación, los ríos y bosques selváticos se hacen visibles. Allí llegaron los jesuitas con el propósito de evangelizar, hogar de los indios chiquitanos en la segunda mitad del siglo XVII. Estos aprovecharon el talento natural de los chiquitanos ¡Sabia decisión, utilizar el arte indígena para el tallado de la madera y diseñar iglesias que son obras de arte barroco! Hoy son joyas incluidas en el Patrimonio de la Humanidad, todo un atractivo para recorrer la región son sus misiones jesuitas desde San Javier que fue la primera en 1.691, San Ignacio, la Concepción, San Miguel, San Rafael, Santa Ana y San José. Siete son los pueblos de la Chiquitanía que albergan estas joyas, dado a la iniciativa del padre suizo Martin Shmid, ¡Lo ideal seria hacer un circuito por ellas, algo que no pude hacer, dado al recorrido del viaje! El fundó el taller también de la música, construyendo instrumentos de violines, arpas. ¡No todo fue negativo en la llegada a estas tierras ya que aún a día de hoy se dan cita conciertos en Mayo de música barroca, que lujo de lugar para escuchar semejantes sonidos! Volviendo a esta joya "Inmaculada Concepción" construida en 1.752 - 1.756 por un jesuita español Lucas Caballero es maravillosa, tan especial que no te cansas de verla de día y de noche, sus colores en una gama de tonos café - amarillos tostados. Emplazada junto a la plaza centro de encuentro de sus habitantes, una villa tranquila, un hermoso pueblo colonial ideal como base para recorrer su entorno. La vida desde entonces gira entorno a estas estructuras, pilares de la comunidad su iglesia con patio a modo de claustro, campanario aveces aislado con su protagonismo, su escuela, cementerio, talleres y viviendas. Catedrales en adobes con 121 horcones, vigas talladas en madera de una sola pieza, techos de tejas maravillosas. Decoradas con pinturas en materiales de la zona, tanto florales como geométricas o con sus figuras que asemejan el arte naíf. Fachadas donde plasman sus tradiciones iconos de pueblos indígenas amazónicos, en estilo barroco mestizo en pan de oro y madera extraordinariamente tallada. Todo un legado monumental digno de un viaje, a pesar de su reconstrucción.