Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Senegal?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Reservas Naturales en Senegal

6 reservas naturales en Senegal

Reservas Naturales en Tambacounda
Parque Nacional Niokolo-Koba
(2)
Es el paruqe más importante de Senegal, y patrimonio de la humanidad desde 1.981. Ocupa una superficie de cerca de un millón de hectareas. Lo atraviesan tres ríos: El Gambia y sus dos afluentes, Niokolokoba y Koulountou. En el habitan más de 70 especies de mamiferos, unas 370 de aves y unas 50 de peces. En la estación de las lluvias (junio a octubre) esta cerrado. Leones y elefantes quedan pocos, si quedan. Yo no vi ninguno, aunque dicen si es así están en la zona del monte Assirik. Jirafa creo que ya no hay. Pero tiene montones de jabalies, de eso doy fe, de monos, de antilopes, ciervos, gallinas de guinea a barullo. chimpances...etc Y mogollón de termiteros. Hay que levantarse temprano para salir a las 7 de la mañana, evitando las horas de calor. De once y media a tres te aparcan en un campamento donde hay un bar y puedes comer lo que te prepararon en el hotel. Cuando pasa el calor se reanuda la excursión. En esta época estaba seco, pero me imagino que en noviembre estará verde. Es necesario llevar un guia que recoges a la entrada del parque. Ya esta apalabrado con la excursión. No te dejan bajar del coche más que en los sitios que tienen designados. Una experiencia inolvidable.
Reservas Naturales en Saint-Louis
Parque Nacional de Langue de Barbarie
(1)
La lengua de Barbarie no es una lengua rara que se habla en países lejanos, es una lengua de tierra y arena, de 600 km de largo entre Nuadibú en Mauritania y Saint Louis en Sénégal, que, durante los 30 primeros kilómetros, separa el río Senegal y el océano Atlántico, con una fina lengua de arena de unos 300 metros de ancho. Estamos en un parque nacional, entre Mauritania y el Senegal. Fuimos ahí sin pasaportes, ya que para ir a Mauritania necesitábamos un visado, que no queríamos pagar solamente para unas horas de playa y mar. Durante todo el trayecto, nos cruzamos con chico que hacían comercio ilegal entre los dos países, ya que los cigarros, el aceite, y hasta el azúcar son bastante más baratos en Mauritania que en Senegal, los senegalenses pasan sus días haciendo idas y vueltas por la playa, cargados de las preciosas mercancías, que llevan a la ciudad de Saint Louis. Al final, nos arrestó un policía, no fue gran cosa, se arregló con unos billetes, y nos salió de todos modos mucho más barato y menos complicado que pedir un visado. Hay dos parques nacionales, el del Djouj famoso por sus aves, y el de la Langue de Barbarie.
Reservas Naturales en Mbacké
Sabana senegalesa
Senegal no cuenta con una excesiva zona de sabana, aunque si que forma parte de un territorio denominado Sahel que cruza África de este a oeste a lo largo de varios países. Con un 4x4 -suele haber tours organizados- tendremos la oportunidad de adentrarnos en el Senagal más profundo. No os esperéis selvas ni bosques como en los safaris de la televisión. Aquí todo es mucho más árido, con abundancia de acacias y animales de ganadería pastando por todos lados. La zona es muy curiosa, ya que uno, de repente, se mete en medio de la nada, sin casas edificios, carreteras... no hay nada. Pero de vez en cuando van surgiendo pequeños poblados con casas hechas de ramas, cabañas en medio de la nada con la única sombra de un baobab y cosas similares. Y esta es otra forma de vida. Muchos son nómadas, siguen yendo y viniendo de un lugar a otro con sus ganados para asentarse en otro sitio mejor. No es extraño encontrarse poblados con un jefe junto a sus siete mujeres y diez o doce niños correteando alrededor como los más felices del mundo, sin ni siquiera saber que hay más fuera de allí, pues no tienen nada para conocerlo. Desde muy niños se dedican a las tareas del campo, a llevar el rebaño a pastar y a cuidar el poblado. No conocen otra cosa y es bastante curioso verlo. En cuanto un extranjero, blanco sobre todo, aparece, se abalanzan sobre él y no hacen más que perdirle regalos o que juegue con él al fútbol con una pelota hecha de hojas de árboles y resina. Es otro mundo, un lugar que muchos creen no existen o no quieren creerlo. Si bien es cierto, muchos de los tours que se organizan son tan cutres como que pagan a unos tipos para que monten el circo en medio de la sabana, pero se distingue cuál es auténtico. No os apuntéis al primero que veáis, mirad bien y decidles claramente que no queréis un poblado “comprado”, que queréis ver la realidad, que para ir al teatro ya lo hacéis en otro lado. En cuanto a la fauna y flora, lo abundante son acacias, arbustos y baobas, mientras que también hay vacas, lemures y otros mamíferos que cuidan para alimentarse. Son auténticos supervivientes de la vida y el lugar merece la pena, aunque sólo sea por conocer una forma de vida no distinta, totalmente distinta.
Reservas Naturales en Mbour
Parque de animales de Bandía
(2)
Este es un parque natural en la costa de Senegal, de fácil acceso desde Dakar, a sólo dos horas (65 kilómetros, pero por caminos mal asfaltados). Llegamos al parque a primera hora de la mañana porque es mejor para ver los animales, ya que con el calor del día, prefieren la sombra y se ocultan de la luz. Subimos en un gran 4x4 para 10 personas con un conductor guía que conoce la forma de encontrar los animales: zebus, jirafas, entre los árboles baobab en un área natural protegida de 3500 hectáreas. Algunos animales estaban aquí y otros fueron traídos gracias al clima, no tan diferente de África oriental. También vimos jirafas, antílopes, hipopótamos, cocodrilos y avestruces. A la salida, usted puede relajarse en el bar restaurante con bella decoración Africana.
Reservas Naturales en Dakar
Afzelia africana
Entre muchas de las bonitas fotos que permite un viaje a Africa, creo que esta puede representar lo fugaz y pequeñez de nuestra existéncia, la poca permanéncia que tenemos como seres vivos, la solidez y fortaleza de seres tan respetables como los arboles. Quizás le inspire a alguien alguna reflexión.
Reservas Naturales en Saint-Louis