MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Sydney?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Reservas Naturales en Sydney

9 reservas naturales en Sydney

Reservas Naturales en Sydney
Parque nacional Real
(5)
The balconies es una de las primeras zonas que nos encontramos cuando empezamos a pasear desde Bungoonna por la cara de los acantilados del Royal National Park. Como su nombre insinúa, se trata de una zona con unos acantilados bastante dramáticos y verticales, desde los que se puede sentir verdadero vértigo si te acercas lo suficiente y ver la fuerza del mar en plena naturaleza. Por la zona, si estás en la estación adecuada (Julio-Octubre) se pueden avistar ballenas jorobadas haciendo su migración hacia aguas más cálidas. Hay senderos bien señalizados para los visitantes aunque si acaba de llover, como nos ocurrió a nosotros, puede estar bastante embarrado y muy difícil para transitar. Toda la zona representa uno de los paisajes más típicamente australianos de vegetación, piedra caliza, acantilados y playas.
Reservas Naturales en Sydney
Las montañas azules
(2)
Este parque nacional se encuentra cercano a la ciudad de Sydney, en la provincia de Nueva Gales del Sur. Uno de los principales atractivos de este lugar, son las numerosas cascadas que se pueden apreciar a lo largo y ancho del mismo: estas caídas de agua dan lugar a hermosos arco iris que enmarcan la belleza de este parque. Entre las actividades que se pueden realizar, se encuentran el trekking, un paseo por el railway o el Scenic Skyway o una caminata por sus amplios y hermosos bosques tropicales cargados de humedad, a lo largo de los cuales se pueden apreciar tanto los hermosos paisajes como de las aves exóticas y demás animales que habitan en el lugar. Algo para lo que se debe estar preparado es para el clima caluroso del lugar, sobre todo si se desea ascender en las vías que tienen acceso a los caminos que llegan hasta la base de las cascadas, en este recorrido, el cual poca gente realiza en su totalidad, se puede sentir el intenso calor del lugar, sin embargo vale la pena pasarlo, con tal de admirar estas maravillas. Lo recomendable para no perderse es adquirir un mapa desde el inicio del trayecto, el cual será de gran ayuda, tanto para no perderse, como para llegar a los sitios más interesantes. El trayecto comienza con un estrecho camino pedregoso, el cual lleva hasta el primer balcón que sirve de mirador de la primera cascada, esta puede ser atravesada saltando de piedra en piedra. El trayecto continúa con unas escaleras que se encuentran talladas en la roca, en las que se debe descender para proseguir el paseo; éste puede se puede realizar tanto por cuenta propia como con el acompañamiento de un guía del lugar, siendo la segunda opción la más recomendable, no solo para tener accesos a los puntos más importantes, sino también para conocer un poco más acerca de la flora y fauna que habitan en el lugar.
Reservas Naturales en Sydney
Hide Park Sydney
Hyde Park Parque con unos jardines muy bien cuidados, arboledas, zonas verdes y parterres de flores. Lo más interesante tal vez sean los caminos y pasarelas que se encuentran al fondo del parque y que dan acceso a los acantilados, cornisas casi verticales, donde golpea el mar con toda su furia, es un paisaje bravo, tiene el gran contraste de pasar de los jardines a estos paisajes tan abruptos. Desde allí se pueden ver espectaculares panorámicas de la Bahía.
Reservas Naturales en Sydney
Hickson Road Reserve
Sin lugar a dudas, este parque que te lleva hasta The Rocks, es el mejor lugar para tomar fotos de la preciosa Opera House de Sydney, tanto de día, como de noche, donde se ve iluminada. Se puede ir andando por un bonito paseo, desde la estación principal, llamada Central Quay. También existe otro mirador al otro lado del Puente de la Bahía de Sydney, pero desde luego, el perfil que simula un barco velero de este bonito edificio no se aprecia con tanta claridad. No dudes, ve a ambos!!!
Reservas Naturales en Sydney
Glebe foreshore
Cerca del mercado de pescado más grande del hemisferio sur (el sydney fish market) se encuentra el Glebe foreshore. Se trata de una reserva natural por donde pasear pegado a la bahía de Blackwattle, viendo embarcaciones, naturaleza y más al fondo todo el skyline de Sydney desde una perspectiva pocas veces vista. Durante el día el sol pega bastante, por lo que resulta interesante ir a una hora más templada, hacia las 7 o 8 de la tarde, especialmente si vienes en verano austral. Por otra parte el lugar siempre está transitado por deportistas y vecinos que sacan a sus mascotas a pasear por este agradable espacio con unas vistas sorprendentes y poco comunes de la ciudad.
Reservas Naturales en Sydney
Reservas Naturales en Sydney
Ku-Ring-Gai Chase National Park
Ku-ring-gai esto fue lo último que vimos en Sydney, como me ha costado localizarlo y acordarme del nombre, es un recorrido inolvidable, para aquellos amantes de la naturaleza, nuestro queridísimo amigo australiano, nos dijo que el lo solía hacer muchos domingos con su Harley, con lo cual para los amantes de la naturaleza pienso que no os lo tenéis que perder nuestro recorrido fue en coche, pero lo suficiente bonito para guardar un bonito recuerdo de este impresionante lugar, es un parque protegido, por su flora y fauna, ubicado a 25 km al norte de Sydney. Ku-ring-gai Chase is a national park in New South Wales, Australia, 25 km north of Sydney located largely within the Ku-ring-gai, Hornsby, Warringah and Pittwater municipal areas. Ku-ring-gai Chase is also officially classed as a suburb by the Geographical Names Board of New South Wales. The villages of Cottage Point, Appletree Bay, and Bobbin Head are located within park boundaries. An isolated portion of the park; Barrenjoey Headland, is located to the north of Palm Beach east of the primary park body and is home to Barrenjoey Lighthouse. Ku-ring-gai is generally regarded as a popular tourist destination, known for its scenic setting on the edge of a southern branch of the Hawkesbury River as well as rock engravings and other art of Aboriginal origin. Picnic, boating, and fishing facilities can be found throughout the park. There are many great walking tracks in Ku-ring-gai, especially through the Duffys Forest and Terrey Hills area. Ku-Ring-Gai Chase National Park was added to the Australian National Heritage List in December 2006 Espero que este recorrido os guste y os sirva para vuestro viaje a Sydney, he encontrado una web sobre los parques nacional de Sydney por si algun dia. Continuar Leyendo y Viendo fotos en: http://www.rutasfotograficaszaragoza.com/
Reservas Naturales en Sydney
Reserva de Barangaroo
De hecho, fue en Agosto de 2015 cuando se abrió al público. La apertura de la Reserva Barangaroo permitió a los locales caminar alrededor de una parte de la playa del puerto de Sydney que se había cerrado al público desde hacía más de 100 años. El parque de seis hectáreas ha transformado uno de los polígonos industriales más antiguos de Sydney. La topografía del parque fue inspirada por la forma de la línea de la playa, que fue cortada en el tiempo para dar paso a muelles y actividades de atraque. La reserva ha sido diseñado para complementar algunos de los otros parques y jardines que rodean las bahías de la ciudad y tiene como objetivo permitir a los visitantes conocer de cerca las aguas del puerto. Detrás del nombre de Barangaroo hay una historia curiosa. Barangaroo era una mujer poderosa del siglo XVIII. Era conocida por su autoridad sorprendente y fue descrita por uno de los primeros colonos por tener un "carácter feroz e insumisa". Según la profesora universitaria Gracia Karskens, Barangaroo se negaba a vestir como otras mujeres de su tribu, llevando básicamente lo que le venía en gana.
Reservas Naturales en Sydney
Blackwattle bay park
Uno de los parques donde mejores vistas se tienen del puente de Anzac. Se trata de un agradable parque en la bahí de Blackwattle, bordeado de el bicentennial park y a su vez la Glebe shore reserve. Un lugar tranquilo con buenas vistas al skyline de la ciudad de Sydney y salpicado de edificios y resquicios de historia. Antiguamente esta zona se usaba como puerto marítimo y de ahí que sea fácil encontrarse con gruas de remolque oxidadas, antiguas estructuras metálicas y cantidad de elementos que recuerdan a siglos pasados. Menos conocido que otros iconos de la ciudad, el Blackwattle bay park en cambio, es uno de esos lugares por los que se puede pasear y disfrutar de un buen atardecer.